Grandes marcas e insurrección en Nicaragua

La sala de espera del dentista está atestada de revistas y folletos publicitarios. La mayoría son revistas comerciales donde cuentan la vida de gente famosa del espectáculo o de la realeza europea. Una de esas revistas, “GALA”, llegó a mis manos y en el rincón izquierdo de la portada se hablaba de Nicaragüa.

Un titular pequeño que lo decía todo: “ACCESSOIRES. Shooting Mode sous tensión au Nicaragua”. Fui directo al contenido y desfilaron frente a mi 42 páginas de fotos y 2 de contenido.

Me quedé pasmada de ver fotos que publicitaban grandes marcas como Dolce Gavana, Dior, Longchamp, Channel, Guess, Levis, Versace, Hermes, Calcedonia, etcétera y etc. Los accesorios de vestir eran variados, desde carteras, suéteres, anillos, aretes, collares, zapatos, medias. En suma, una cantidad de objetos que no valen un chelín. Pero lo que más me impresionó fue que hicieron las sesiones de fotos a inicios de junio 2018. Cuando vienen de comenzar las protestas del 19 de abril. El grupo de GALA llega a Managüa, y hasta que llegan al aeropuerto – después de 17 horas de viaje – se enteran que las carreteras principales están cerradas.

Aquí comenzó la aventura. La ruta que duraría 1 hora se convirtió en 5. Hicieron un road trip por la Carretera Panamericana; de hecho la más afectada a nivel centroamericano, por los retenes en las entradas de las ciudades principales. Aún así, llegaron al hotel que habían reservado, el Morgan’s Rock (ver aquí) situado en el corazón de una reserva privada de San Juan del Sur.

Estuvieron no solo en San Juan del Sur, también en la ciudad de Rivas y la isla de Ometepe. Sus guías Carlos y Miguel se las arreglaron como pudieron. Comentan que cuando se instalaron para tomar fotos en San Juan del Sur, se escucharon gritos de protesta y disparos. La modelo tuvo que dar lo mejor en pocos clic de la cámara, y partir al instante. Alta tensión, cero seguridad. Eligieron posteriormente espacios eventualmente seguros: jugaron en un salón de billar en Ometepe, estuvieron en la cancha de basket ball frente a la iglesia de Rivas, llena de jóvenes aficionados al deporte, posaron en las partes desiertas de la carretera. La gente se alegraba de ver turistas a pesar de la crisis política

La Sección MODE del semanario GALA tiene la costumbre de elegir, un lugar inédito e insólito para fotografiar los accesorios de vestir que se están usando. Creo que está vez, en Nicaragüa vivieron algo fuera de lo común. Detrás de la exhibición de las grandes marcas había un revés en el cuadro que no se notó, que no se vio directamente. Sí, mencionaron que había conflicto y que la gente demandaba la renuncia del presidente. Sin embargo, meses después se supo, que detrás del bello cuadro de imágenes de moda, la crisis política nos sumía en las profundidades del desprestigio internacional, en un período que hoy pasó a la historia del país, dejando secuelas económicas y pérdidas humanas considerables.

Personalmente no me gustaron las fotos en general. Me gustán las fotos más luminosas. Pero creo que esa era la idea. Envolverlas en un telón sombrío, como que no había sol. Encierran el misterio que tenía la crisis política en ese momento, sin querer ignorar exactamente lo que pasaba y lo que pasaría.

El equipo de GALA casi decíde, en septiembre, no publicar las fotos. Normal. No lograron todos los objetivos de trabajo programado. Y en el último párrafo de su artículo comentaron que la situación de Nicaragua empeoraba. Era un país sin aliento y paralizado. Que decidieron no ocultar las tomas porque estaban conmovidos por todo lo que pasaba y valía la pena darle visibilidad. Presentando Nicaragua en toda su diversidad, belleza y complejidad.

Me gustó el hecho que Nicaraguita saliera en la portada de GALA, a pesar del desplome histórico que se vivía.

65453964_2296668147328406_3980169244292677632_n

IMG_0032IMG_0034IMG_0035IMG_0036IMG_0037IMG_0038img_0041-e1561577194839.jpg

. Me acordé de la película “La vie est belle”. Detrás del telón, todo puede suceder.

 

Fuentes:

Revista GALA. No. 1318.18 de septiembre 218. pag. 7 VOYAGE EN TERRE INCONNU. /  pag. 67. Special accessoires. NICARAGUA TERRE DU SUD.

 

Camiseta con la imagen del Che

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Camiseta del Che Guevara en la tienda de una gasolinera ubicada en la autopista que va de Poitiers a Niort.

Por Mariangeles Estrada

Una de las imágenes más usadas es la del Che Guevara. No voy lejos, aquí en Francia la he visto montones de veces. Una vez pintada en camisetas de todos los colores en una gasolinera-market ubicada en la autopista que va de Poitiers a Niort. Entre revistas, sándwich, chicles y gaseosas estaban las camisetas del Che. Tomé foto esa vez, otras veces no he andado la cámara.

Otra vez en una feria de primavera en Indre Loire, habían billeteras y mochilas. Para rematar en las boutiques que están alrededor del Centro George Pompidu en París hay fotos postales en blanco y negro, fotos con efectos de color informatizados o mosaicos con la bandera cubana cruzada. También hay pósteres y litografía.

Lo representativo es la imagen capturada por el fotógrafo Alberto Díaz Korda (1928-2001). La instantánea de un Che Guevara de 31 años que inmortalizó el 5.3.1960. Mirada fija al horizonte, boina con la estrella comunista, original titulado “Guerrillero heroico”. Una de las fotografía más reproducidas en el mundo. Fue subastada en Viena por 9600 dólares en la galería fotográfica Westlicht. Korda nunca cobró derechos por esa imagen, llegó a asegurar que si le hubieran dado un céntimo por cada copia reproducida hubiera sido millonario.

Usan la imagen del Che por diversos motivos. Los que piensan que está bien utilizar al Che casi marca. Pues en estos tiempos estamos frente a una juventud que nació en la comodidad. Vienen a sociedades que ya tienen sus héroes, sus mártires, sus santos y sus villanos. Las etiquetas ya están todas designadas. Y les hace falta identificarse con algo. El Che les da esa imagen de la juventud rebelde y aventurera que busca la justicia por encima de cualquier régimen o circunstancia.

Están otros, que se dicen de izquierda y se quieren comprar buena consciencia con una camiseta. Son de izquierda pero ricachones con carrazos y propiedades. Y hasta ahora lo que se sabe del Che es que fue alguien desapegado del poder y del dinero. No sé si hubiese aplaudido el apego al poder de los líderes de las monarquías comunistas de Cuba, Nicaragua y Corea del Norte. No creo que se hubiese tomado fotos con un reloj Rolex en las revistas de publicidad. Me lo imagino como Pepe Mojica, con sus centavos guardados y con una proyección más moral dado que su pueblo vive limitaciones.

Toda esa gente que usa la imagen del Che para darse buena consciencia es lo mismo que el viejo chismoso de la pulpería del barrio que tiene una imagen de La Purísima Concepción de María en la repisa de la sala. Dar la imagen del vegano despeinado flaco original con comida frita sabor a carne, del intelectual anteojudo con los libros bajo el brazo que reproduce ideas ajenas nunca propias, del ecologista peludo vibra ligera con la imagen del Buda en la panza, los animales salvajes en la espalda y no sabe selccionar la basura. Los pacifistas con el eslogan “Amor y paz” gorro rayado de colores y el tatuaje, y están a favor de matar en nombre de la paz. Circo de apariencias. Cuando lo que hay es una banda de recalcitrantes que ven el mundo desde su óptica camuflada de aparentes tolerancias.

Ponerse una camisa del Che para proyectar la imagen del místico, del que tiene principios, del idealista incomprendido, de la encarnación del Quijote del siglo, del creyente en utopías, del sensible al fin. No sé si esto produce, en el cuerpo y en la mente, el mismo efecto que andar una marca. La gente esclava de marcas sienten que son pudientes. Creen que consiguieron estatus social y nivel económico.

Etiquetas que aburren y que engañan. Ya no hay que creer en esas proyecciones. Nada de imágenes que hagan creer que tenemos principios o ideales. Nada que proyecte esto, aquello o lo otro. Libertad.

Para comprarse una buena consciencia sobran motivos y mercancías porque para el comercio no hay ideología ni religión. La locura de ver a los izquierdistas comprando a los capitalistas las camisetas de su héroe. En la misma canasta empalman las camisetas del Che, Marilyn Monroe, John Lennon, Buda, Juan Pablo II y Madre Teresa de Calcuta. Cada cual se engaña solo o sola, aunque hay sus grupitos de engañadxs. De todas formas los reales están en sus billeteras y carteras. Tenemos la última palabra. Ese día compré gasolina, un descafeinado, una botella de agua. Seguimos la ruta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sobre el mismo tema: Hugo Chávez y el ‘Che’ Guevara tendrán sus perfumes en Cuba  / Hay un uso poco honesto de la imagen del Che / Subastan la mítica foto del Che Guevara / Che Guevara, la estrella pop de izquierda / Históricas fotografías del Che Guevara serán subastadas en Viena