LOS TIBURONES DEL LAGO COCIBOLCA

Por Mariangeles Estrada

La mayoría de los nicaragüenses nos sentimos orgullos@s  diciendo que tenemos el único lago en el mundo con tiburones. Queremos resaltar este atractivo de la reserva natural de Nicaragüa; pero a estas alturas no estamos segur@s si hay tiburones. ¿Los tiburones están amenazados o extinguidos?

El lago de Nicaragua o lago Cocibolca que significa lugar de la gran serpiente, de 8,624 km2, tiene más de 400 isletas, 3 islas y 2 volcanes. Por su extensión es el segundo lago de mayor tamaño de América Latina después del Lago de Maracaibo (Venezuela), y antecede al Lago Titicaca (entre Bolivia y Perú). El 70% del fondo del lago mide menos de 9 metros de profundidad.

Los tiburones se mueven desde Barra del Colorado en el caribe hasta el lago. Deben vencer muchos obstáculos: aguas turbias, sedimentos y el peor de los depredadores, el hombre. Adaptándose luego al ecosistema. La especie conocida es el tiburón toro (3,5 mts / 230 kg). A pesar de ser principalmente una especie marina, se conoce su debilidad por el agua dulce y a menudo puede estar en ríos (Amazonas y el Mississipi), estuarios (3000 kilómetros río arriba). Son más propensos a encontrarse con gente, por lo tanto son vistos como una amenaza en varias partes del mundo. Por eso, una vez que entraban al delta eran perseguidos por los lugareños en bote hasta exterminarlos. Estos tiburones se alimentan principalmente de peces, incluidos otros tiburones, tortugas, delfines, pájaros marinos y hasta de perros.

Trayectoria del tiburón. De la Barra del Colorado, río San Juan, raudales del Castillo y luego el lago.

Un hecho cierto es que el tiburón toro existió. Se confirma por los testimonios de la población costera, principalmente en la isla Zanatillo en Cardenas, Rivas. Así también en Morrito, Río San Juan. Se mencionan las aguas del archipiélago de Solentiname. Sin embargo, consta en 1852 un informe enviado a Washington, del representante diplomático de los Estados Unidos Mr. Ephraim George, en el cual describió la existencia de una numerosa población de tiburones cerca de la vieja fortaleza en Granada, llamados “tigrones” por los lugareños. Decía que atacaban a los bañistas en las riveras del lago. Quizás haya un poco de exageración; pero lo cierto es que todavía en la década de los 50’s la población de tiburones era abundante y los viajeros podían verlos.

Capturetiburon1

Nunca se realizaron estudios científicos del tiburón toro del lago Cocibolca por parte de las autoridades nicaragüense. Sin embargo,  dentro de los estudios extrajeros resalta el investigador Thomas Thorson, quien publicó, en 1976, un elaborado trabajo sobre los tiburones de lago (The Status of the Lake Nicaragua Shark, VER TEXTO); y en 1982, realizó un segundo trabajo abordando la explotación comercial del tiburón y del pez sierra, advirtiendo el peligro de extinción de estas especies. (The Impact of Commercial Exploitation on Sawfish and Shark Populations in Lake NicaraguA 1982) Sus trabajos han sido los más completos que han existido sobre el tiburón de agua dulce de Nicaragüa, despertando el interés del buzo y aventurero estadounidense Randy Wayne White.

Randy Wayne, viajó a Nicaragüa para encontrarse con el tiburón del lago; pero no pudo verlo. Aún así, escribió un libro que tituló “The Sharks of Lake of Nicaragua” (The Lyons press, 1999. New York. NY.). Describe las aventuras vividas en su búsqueda del tiburón y, hace referencia con insistencia a su casi extinciónSegún White, los japoneses instalaron dos grandes plantas procesadoras de carne de tiburón. Realizaron una pesca intensa en la zona de las islas de Solentiname. Exportaron más de 4 millones de libras de aletas y carne con destino a los mercados de Asia y cerraron en el año 1981.

Capturetiburon2

También el oceanógrafo francés Jacques Cousteau, en la misma década, transitó el río San Juan y las islas de Solentiname. No vio ninguno. Quería comprobar si los tiburones después de vivir atrapados en el lago habían desarrollado formas específicas de reproducción o si tenían las características de los “tiburones dormidos” de las cuevas de Quintana Roo, México.

Pesca y comercialización indiscriminada fueron la causa principal de su casi extinción. Se instalaron empresas internacionales que comercializaban la aleta y el aceite de higado de tiburón diciendo que era de bacalao. Además de la empresa japonesa, hubieron empresas costarricenses en la desembocadura de río Colorado. Los tiburones no podían entrar hasta las aguas del río San Juan y proseguir rumbo a los raudales del Castillo y luego hasta el lago.

Esto ha sido un negocio que se dirigía al mercado asiático, pero todavía persiste. La sopa de aleta de tiburón es una tradición bien arraigada. En China se le atribuyen calidades medicinales aunque científicamente no hayan sido probadas. Se consume infaltable en eventos importantes como matrimonios, banquetes políticos o nuevo año chino. Prácticamente es símbolo de riqueza, estatus social, a nivel de un carro de lujo. ( Ver Shark finning)

Capturesopa
Le atribuyen propiedades como rejuvenecimiento, mejora el apetito sexual, ayuda a la memoria, nutre la sangre, beneficia la energía vital, el pulmón, los riñones, etc Nada comprobado científicamente. El valor gustativo es nulo. Son las especies y el caldo de gallina como condimento que le dan buen gusto al cartílago.

A los nicaragüenses no nos gusta que se considere la inexistencia del tiburón en el gran lago. Inmediatamente ripostamos y afirmamos su presencia; pero no sabemos responder algo fundamental: ¿Cuándo fue la última vez que lo vieron o fue capturado? Y como nunca la autoridades nacionales realizaron estudios continuos y exhaustivos del tiburón, es normal que sigamos repitiendo el mismo cuento sin bases, entre dudas y certitudes. En 2006, se hizo un estudio sobre biología pesquera de las especies del lago, de punta Petaca hasta la desembocadura del río San Juan, del tiburón no había ni rastro.

Nadie da respuesta cierta. Quedando un sutil suspenso casi legendario. Aunque bien sabemos que se  sale de la dimensión de la criptozoología del monstruo del lago Ness en Escocia, de pie grande en los bosques de América del norte o del Yeti en las montañas del Himalaya. Los tiburones del Cocibolca siguen existiendo, en letras de canciones, en el nombre de un equipo de béisbol, en anécdotas, como toda una proyección original del territorio nacional. Dándole sin duda alguna estatus de mar, al inmenso lago de agua dulce.

Capturetiburones4
Equipo de béisbol “Tiburones de Granada”

Capturetiburones5

 Comparte con Derechos de autora

@Estradangeles

Algunas referencias: ¿Qué sucedió con el tiburón del Gran Lago? febrero, 2013. Alejandro Cotto. / Existe todavía el tiburón de agua dulce de Nicaragua? José Antonio Luna. marzo 2007/ Thomas Thorson The Status of the Lake Nicaragua Shark  1982/ El tiburón de agua dulce, CPS Buceo/ La cueva de los tiburones dormidos, mayo 2013. Quequi.com / Una tradición de la gastronomía de Asia que altera ecosistema marino. 2007. eluniverso.com / Shark finning, Wikipédia / Masacre en alta mar. abril 2013. Monica García. Hoy el periódico que yo quiero. / Sopa de tiburón: una tradición china de doble filo. El comercio.pe 02010 / Adradezco a mi amigo Sergio Salvador Fletes,  arquitecto, nicaragüense, residente en Costa Rica. quien me facilitó algunos enlaces.