Tener doble cuenta en facebook

shu¿Conocen personas que tienen doble cuenta en facebook? Gente que las tiene con el mismo o distintos nombres. Yo sí. En mi lista de contactos tengo una amiga con distintos nombres, bien extraños, casi sobrenombres. Cenicienta o Blancanieves creo; y otros, tienen con el mismo nombre y apellido.

Son numerosas las razones de elegir doble cuenta. A veces las deduzco y otras veces me las han dicho. Aquella amiga me decía que tenía doble cuenta para despistar a la nueva mujer de su exmarido que la acosa. Esto me lo explicó luego de pedirme por segunda vez amistad, la tengo dos veces en mi lista.

Otro de mis contactos, sin querer, hace poco me entere que manejaba dos cuentas con el mismo nombre. Resulta que ciertos amigos comunes comparten sus publicaciones y yo no las recibo en mi timeline. Fui a su cuenta y estaba cerrada, no era mi amigo. Pero en mi lista de contactos sí, era mi amigo. Entonces en una cuenta tiene contactos con los que comparte de todo: artículos de revistas y periódicos, fotos de sus seminarios y blog; y en la otra cuenta un cementerio de amigos con quienes no comparte absolutamente nada. Estoy en la segunda.

Pero ese último caso no es aislado. Es más común de lo que pensaba. Pues otro de mis contactos tiene a todos sus familiares en una cuenta. Ahí comparte afiches de autoayuda: “La vida es bella”, “Haz el bien y no mires a quién”. También pone imágenes de santos: La Misericordia Divina, San Judas Tadeo, Madre Teresa de Calcuta, etc; y en la otra cuenta tiene a todos sus compinches de bacanal. Ponen mujeres, incluso hombres, bailando bachata en trajes de baño, mesas con botellas de alcohol y un montón de cosas similares. Por último tengo contactos, jóvenes y viejos, que son cabeza dura. Olvidan fácilmente su contraseña y hay vuelven a solicitar amistad para seguir en la red social.

Siempre hay una justificación para tener dos cuentas facebook. Creo que la principal es no hacer sentir mal a los otros borrándolos. Prácticamente borrar significa decirles fuera de mi espacio personal. No les tengo confianza. No tenemos nada en común. Me importa un pito lo que ponen ahí, etc. No soy amigo de mis familiares. Me caen mal mis compañeros de secundaria. Que insoportable mis compañeros de trabajo. Que cuechero mi vecindario. No cabe duda, con lo anterior que tener doble cuenta es algo personal.

Con dos cuentas, evitan ser juzgados de estirados, vulgares o descorteces. Pueden además mantener intacta la doble moral y lograr tener casi dos vidas. Ocultan o disimulan pasiones, desvaríos, rencores, decepciones, repulsiones.

Esto lo relaciono con agentes secretos de las series o películas americanas del cine y la tv. Tienen varios pasaportes y pelucas, varios nombres, distintos apellidos. He visto Alias, Dark Angel, Unidad especial, 007 entre otras que me acuerdo. Pero no deja de ser cansado manejar dos carros al mismo tiempo. Y si un día deciden liberarse de una vez del qué dirán y mandan al carajo a todo el mundo. Tratando de sentirse ligeros, plumas al viento.

Personalmente no podría manejar 2 cuentas facebook. Si con Blog de Angeles, su réplica en La Jicara.net, Mi cuenta instagram, google, pinterest, twiiter y facebook siento pesado. Doble cuenta facebook me volvería completamente loca en la computadora, si acaso ya lo estoy. Carezco de vocación para ser agente doble, espía o algo así. Solo tengo una vida humana. Idem por mi vida cibernética, y ya siento complicado afrontar la avalancha de existir y navegar por el mundo. Con dos… me extingo en ambas.

Y aunque entre cielo y tierra no hay nada oculto y toda casuela termina por destaparse.  A los que tiene cuentas secretas facebook les deseo suerte en sus peripecias cibernéticas. Que consigan lo que les convenga.

 Y sobretodo   Shhhhhh.

El mundo de los “likes” o “me gusta”

Captureevolucion

Por Mariangeles Estrada

Al inicio creía que los “likes” o “me gusta” expresaban nuestra aprobación a cierta publicación, video, estado, artículo, foto, etcétera. No obstante, cuando voy interactuando en la red social me doy cuenta que comunican muchas cosas más.

“Me gusta” como forma de comunicación.

Los “me gusta” van más allá que una simple aprobación, en ocasiones aprueban más de lo que deberían, a veces hasta desaprueban. Depende primero de lo que significa “me gusta” para cada persona. Y aunque cada cual ha tenido su experiencia, les voy a comentar un poco la mía.

Primeramente, me acoplé al sentido literal del “me gusta”, es decir, que cuando encontraba una publicación que no me gustaba no le daba clic. Consideraba que el botón “no me gusta” no existe; pero entendí que aunque no me gustara la publicación podía darle “me gusta”, solo para demostrar que me doy por enterada. En este sentido, es una forma de comunicación tanto con gente conocida como desconocida. Con estas últimas, nos aprobamos reciprocamente, sin mayores comentarios. Y cuando estamos chatiando, la manito con el pulgar levantado sirve para terminar la conversación y dice OK o adios.

“Me gusta” como voto o adhesión.

Los “me gusta” son cotizados. Se piden directamente porque pueden ser un voto para ganar alguna competencia en línea dentro de la red, que ahora son bastante comunes. Hay de belleza, de moda, fotografías, de qué no. En varias ocasiones he votado principalmente por familiares. También se buscan los “me gusta” cuando abrimos una página en facebook. Sea comercial o personal, un blog, diseños de memes o imágenes. Atraer numerosos “me gusta” da una buena reputación a la página. Tirar la pinta de popular.

Sucedió que cuando abrí la página para mi Blog de Angeles en facebook, pedí los “me gusta” solo a aquellas personas que suponía leían mi blog o suceptibles de leerlo. Me llevé la sorpresa que familiares que invité y amistades que creía cercanas rechazaron mi propuesta. Quienes le dieron “me gusta” era gente que ni conocía, ni me lo esperaba. Me quedé pasmada pues refleja mucha verdad. Muchas veces le damos“me gusta” a una página solo por cortesía y no tenemos la intensión de volver a leerla, ni ver nada.

“Me gusta” como aprobación personal.

Se buscan los “me gusta” de una foto de perfil o fotos personales. Las famosas selfis o autoretrato. Casi siempre recolectar “me gusta” ayuda a elevar la autoestima. No sentirse tan feas o viejos. El problema es que se vuelven adictxs y agotan la voluntad de darlos. Cambian tanto la foto que aburren, aunque salgan bien. Yo casi no cambio mi foto de perfil, de por sí no soy fotogénica, y por gentileza mis contactos me bombardean de “me gusta”, me achantan.

Existen por ahí grupitos de hombres que creen que darle “me gusta” significa estar enamorada de ellos. ¡Qué payasos! Recuerdo que le daba “me gusta” por cortesía a uno de mis contactos, que me etiquetaba en sus fotos y poemas. Nunca me imagine que un día me declararía su amor pleno. ¿Significa que si le hubiese puesto un simple comentario me pide matrimonio? Nunca me ha visto en su vida y un simple clic le dio vuelo. Y eso que era ya un señor mayor, de medio quintal para arriba. Lo tuve que borrar. ¡Ah! me dijo que me las daba y bueno… lo tuve que bloquiar además.

Están también los autolikes o auto-me gusta, que se lo dan las mismas personas que publican algo en línea. Causan mucha risa. Me parece que es una especie de monólogo. Si ponemos algo, en principio, es porque nos gusta pero por si las moscas, por si acaso nadie nos para bola, pues ahí va el autoclic.

Este tema está en constante evolución, siempre habrá algo nuevo que decir sobre los “me gusta” como forma de comunicación, voto o adhesión. Pueden dejarme su aporte señalando otras formas de utilización no comprendidas en este texto. Todas formas nuevas de intercambio en este mundo cibernético. Queda abierto el diálogo.

Si leyeron hasta aquí y les pareció bien entonces denle “me gusta” y sino pues …son bromas. Hasta otra vez.

Ver también:

Facebook a tu medida

Amo internet

Tu voto:

FACEBOOK A TU MEDIDA

P1060133

Por Mariangeles Estrada

No sé por qué hay gente que entra al facebook y quiere leer, ver y escuchar lo que les gusta. Cosas que les provoquen reflexión, sonrisas, alegría. Lo que me parece justo, pero no en facebook.

En el facebook sepan que hay de todo. Diferentes culturas, creencias religiosas e ideologías políticas. Salen cosas interesantes, otras no tan agradables, quizás aborrecibles. Es como salir a la calle: el tráfico está tenaz, la fila del supermercado eterna, el clima húmedo y frío. De repente un pájaro se caga en tu cabeza bien peinada o acaece un súbito temblor. Aunque también puede suceder todo lo contrario.

Si quieren un facebook a su medida, constrúyanlo. Una posibilidad es borrar contactos que ponen artículos o imágenes que les repugna. Así se guardan solo los que pongan cosas que les gusta. Otra posibilidad es crear grupos integrados por gente con los mismos intereses alrededor de un tema. Hay de literatura, deportes, vecinos de un mismo barrio, gastronomía ¡uhh! de todo. Pueden también explorar otros horizontes virtuales: Twiiter, Trumbl, Instagram, Pinterest, etc.

Pregúntense primero qué buscan e indaguen en su vida virtual los enlaces dónde vean lo que más les plazca o simplemente lean un buen libro, escuchen música de nivel, salgan a caminar a la orilla del río o qué sé yo. Dejen de hacer puchero. Relájanse. No conviertan la red social en un malestar suplementario, con las cuitas diarias basta y sobra.

Si les provoca tanto estrés, no entren al facebook. Así como sucede en la vida real, no esperen que la red social sea a la medida de sus deseos. Cada ser humano es un universo de complejidades y expresa lo que le viene en gana, si eso les molesta pues el problema es exclusivamente de ustedes. El arcoíris tiene diferentes colores y cada estación del año es distinta.

Ver también:

Lo que nunca he hecho, ni haré en facebook.

¿Facebook es cuechero?

Tu voto:

LO QUE NUNCA HE HECHO, NI HARE EN FACEBOOK

Por Mariangeles Estrada

– NUNCA pedir a mis contactos que peguen en sus muros algún artículo del diario (mío o de otros).

– NUNCA pedir a mis contactos que peguen el eslogan/símbolo/foto de causas políticas, religosas o humanistas, causas como derechos de la mujer, del niño, de animales, enfermedades mortales, etcétera, aunque yo sea parte.

– NUNCA poner la RIDICULA amenaza: si no lo haces no eres mi amigo o si en verdad eres mi amigo pega esto…. O la ridícula condición: Si tienes madre excepcional, o padre perfecto, o hermana sincera, o si crees en Dios pega este afiche en tu muro y comparte.

 NO PEDIR “likes” o “me gusta” a páginas que no conozco bien. Salvo si he leído o consultado a fondo sus imágenes, contenidos y publicaciones.   

– NUNCA ETIQUETAR (tag) a mis contactos en NADA. Salvo si es para agradecerles algo o para escribir algo personal acordado previamente.

– NUNCA enviar preguntas de ENCUESTAS para que mis contactos contesten. Al contestar los expongo a que todo mundo se entere de su respuesta y EXHIBEN sus gustos y afiliaciones en encuestas con fines comerciales.

– NUNCA enviar TOQUES (pokes). Todavía no sé para qué sirve eso. Más fácil decir con todo el cariño y respeto: ‘Hola’, en un mensaje personal.

– NUNCA enviar FIGURAS de corazones, abrazos, besitos, ositos peluditos, risitas, tarjetas, juegos y obligarlos a decir SI a todas esas APLICACIONES COMERCIALES que luego archivan tus datos privados del pérfil como potencial y futuro consumidor.

– NUNCA meterme en los famosos CONTEOS DE VISITA AL PERFIL porque NO me interesa saber cuántos entran ni quiénes entran. Por mi quedénse ahí feliz. Son parte de mis contactos y es un gusto recibirlos.

– En general EVITAR PEGAR en el muro de mis contactos cosas (fotos, videos, enlaces, tarjetas gigantes, mensajes indiscretos) a menos que sea algo pertinente o previamente acordado. Puedo dejar eventualmente un saludo cordial o aviso. Eventualmente puedo dejar felicitaciones por algún logro, hazaña o cumpleaños.

GRACIAS POR NO ESPERAR QUE ADHIERA A  ALGO.

SON MIS AMIG@S Y QUIERO ACEPTARL@S tal cual son. Solamente sean USTEDES – dónde estén y cómo estén-  así contiúan dándome la oportunidad de aprender a quererl@s tal cual son. Gracias.

Ver también:

¿Facebook es cuechero?