PERROS SALVAJES

chien
Perrito – Dibujo de Marie-Matagne. Grafito sobre papel.

Por Mariangeles Estrada

El 22 de junio leí la noticia de que un perro pitbull despedazó a un perrito chiquito en Tipitapa, municipio de Managüa. Se hizo viral el video de la agresión en las redes sociales. Inmediatamente salió un grupo de defensores de la raza protestando contra la imagen salvaje que muestran del perro; y alegan que el asunto es cómo los crían, no que la raza sea salvaje.

Pero en la mayoría de los casos, en Nicaragua la gente que busca un perro es para que cuide la casa. El objetivo es que el perro de miedo e intimide a los rateros, principalmente si el perro es mediano o grande. Pastor alemán, grandanés, pitbull etc. Propiedades, rurales y urbanas, tienen rótulos que dicen: “Cuidado con el perro” o “Perro bravo”. No se usan alarmas, ni cámaras de vigilancia, acudir a una empresa de vigilantes resulta sumamente caro. Entonces el ladrido del perro avisa que alguien anda merodeando por ahí.

Hay repartos donde no se puede salir a correr ni a caminar, a determinada hora porque los perros cuidan su casa y la calle. La gente se apertrecha de palos o piedras para poder pasar por esa dirección. Eso ya lo he vivido y es sumamente incomodo. Me mordió un perro cuando estaba adolescente y me pusieron 24 inyecciones en la espalda por si acaso tenía rabia, a falta de localizarlo.

Queda claro que cuando los perros tienen como función principal vigilar las propiedades, pues no se pretende que sea un manso cachorrito. He escuchado a la gente decir que  hay varias formas de volverlos fieros. Les dan de comer una vez al día, no les dan agua, los meten en la oscuridad, etc. Groserías que evidencian maltrato animal.

La inseguridad ciudadana es tal, que los animales no son para acompañar a la familia, sino para desempeñar la función de protectores, vigilantes o guardianes. Tener un perro amigo de todos, no es tener perro. Y hasta los mismos propietarios lo dicen: este perro no sirve.

La relación con el perro es confusa en Nicaragua. Por un lado están los perros malcriados, que se creen, ellos y los dueños, propietarios del territorio nacional y tenemos que vivir intimidados por lo arrecho que son. Que junto con los perros necios ahí andan sueltos botando la basura ajena y defecando en los jardines de los vecinos. Y por el otro lado, están los perros callejeros que dan lástima. Ahí andan vagabundeando, son raquíticos, muertos de hambre. La famosa raza: come-cuando-hay. Estos son los que se reproducen como conejos, comen en los basureros, padecen todo tipo de enfermedades y tienen la mirada triste y taciturna. Es de más que existan asociaciones y fundaciones que amen los animales y coadyuven para que esta situación cambie, si al final la gente que adopta perros es para volverlos fieros y necios.

Es raro encontrar un perro que haya sido criado para acompañar a la familia, jugar, salir a pasear, intercambiar cariño. Que respete al vecindario y si es algo bravo, pues amarradito se ha dicho. Tristemente esa es una minoría.

Olvidamos que los perros son los animales más sociables que existen en el mundo. Fueron domesticados desde hace 36,000 años por tribus nómadas de cazadores y recolectores, 25,000 años antes que la cabra, el cerdo o la vaca. Colaboraban con las tribus en la caza de animales para sobrevivir. La compañía de los perros primitivos facilitó que los homo sapiens impusieran su supremacía sobre los neardentales. Una vez que se llega a la etapa sedentaria, ayuda a domesticar otras especies y a guardar manadas.

No sé cómo hemos retrocedido en la actualidad a convertirlo, en lo que nunca ha sido: una bestia salvaje. Existen escuelas caninas, pero siempre será el dueño, quien deberá domesticarlo definitivamente

Referencias: Video perro pitbull ataca a perrito salvajemente. /  Asociación Amigos de los Animales de Granada / Fundación AMARTE. / Protestarán contra televisora por “satanizar” perros pitbull / Págs. 60,61,62,63. Revue La Recherche. L’évolution de l’homme sur la piste du loup. No. 498 – avril 2015.