Feliz Año Nuevo 2019 les desea Blog de Angeles.

IMG_0719

Por Mariangeles Estrada

Termina 2018. Año bueno para mi pequeño mundo. Ese espacio personal donde me desenvuelvo en la cotidianidad. Aparentemente donde no dejo huella, ni influyo directamente en los grandes acontecimientos de la historia.

Sin embargo, mi pequeño mundo no deja de ser complejo. Hay cosas que no puedo cambiar y hay otras que fácilmente modifico a mi gusto. Tuve buenas ideas, me llené de momentos buenos. No solo los momentos fueron buenos sino que también me sentí más consciente para disfrutarlos plenamente.  Esto le dio intensidad a mis días y noches. Cortos y placentero. Y me sigo preguntando torpemente por qué el dolor siempre lo sentimos eterno. Al final todo pasa, al final todo cambia, como dice la canción que canta Mercedes Sosa.

Solo la velocidad con la que pasó el tiempo me hace tomar consciencia de lo bien que me fue. 

La piedra en el zapato fueron los acontecimientos en Nicaragua desde el 19 de abril. Muerte, violencia, vandalismo, migración forzada, etc. Destrozar la economía. Llegar a cero turista. Si en mi pequeño mundo, a veces me siento impotente y frustrada, como me sentiré en este gran mundo. Al otro lado del charco, cerca de mi corazón, lejos de   mi espacio físico. Blog de Angeles quedó sin inspiración. Aceptar. Seguir. Esperar tiempos mejores. No podemos cambiar la piezas del ajedrez. La apertura inicial comenzó mal tal vez, no sé, seguro. Me imagino que lanzo las piezas al suelo: vuelvo empezar la partida, me calma.

Abrí el frasco de la felicidad 2018 y el último papelito que metí fue cuando mi hija volvió una tarde de la Universidad y me compró castañas asadas. uhmm me convertí en una niña consentida, feliz con el cartucho lleno y tibio aún. Sigo abriendo papelitos doblados del frasco. Solo los mejores momentos del 2018.

Leí el papelito con las flores de  Christine. Una señora amiga que me regaló un ramo, y al cambiarlas de maceta se multiplicaron y florecieron todos los chotes sin excepción.  Se abrieron coloridas, rojas, preciosas. Los momentos que más me gustaron son las giras espontáneas desconocidas que resultaron divertidas. Como la vez que Patrick y yo entramos a un restaurante recién inaugurado, y nos pareció fabulosa la decoración, probamos  un sinfín de platillos exquisitos, dulces y salados. En verano alquilamos una casita de campo. Un ensueño de silencio, calma y frescura. Pajaritos cantando mientras se sumerge el cuerpo desnudo en las burbujas del jacuzzi.         

Quisiera poner más momentos que sumaron un todo de felicidad en 2018; pero lo dejo aquí ya,  luego nunca termino. Solo les quería dar testimonio de mis vivencias en este ir y venir 2018, de dar y recibir, de amar. 

Feliz año 2019. Todo lo mejor nos espera con los brazos abiertos, preparémonos para recibirlo con energía y vitalidad. La felicidad es una decisión, vamos por ella.

Mi luz, mi afecto. 

Mariangeles

 

Ver también:

El frasco de la felicidad

El Español: Lengua de encuentros.

Por Mariangeles Estrada

Estuve leyendo el discurso “Lengua de encuentros” (2004)* del escritor mexicano Carlos Fuentes. Al leer el título me pregunté: ¿Quiénes se encuentran? ¿Se estará refiriendo a Españoles e indígenas? Dudé por lo difícil que fue la hispanización, entender el castellano y multiples lenguas nativas a la vez no fue tarea fácil en la historia. Sin embargo, el autor iba más lejos, al considerar el español como un fenómeno multicultural y multiracial.

A partir de ahí discertó alrededor de dos razonamientos, el primero: “El español dejó de ser lengua del imperio”. Desde el momento en que hubo mezcla de sangre con la indígena y luego negra, entramos a un lado del atlántico donde el castellano tiene la inflexión peruana, mexicana, guatemalteca, etc; y pasa a formar parte de la identidad de nuestros pueblos con nuestras propias entonaciones y dialéctos. Se enriquece el español con el encuentro del mundo europeo y américano. Citó los ejemplos: los poemas de la monja mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, y la prosa del cronista peruano Garcilaso de la Vega en los siglos XVI y XVII.

Un segundo planteamiento es: “El español es una lengua de encuentros”. Fuentes considera al castellano la lengua franca de la indianidad americana. Efectivamente, mencionó el ejemplo de un nahualt de Yacatan que se comunica con un guaraní de Paraguay en castellano, incluso para sus justas reinvindicaciones de tradición oral. Nos encontramos comunicándonos en castellano.

Ambos razonamientos me parecieron interesantes. El imperio español se instaló del s. XVI al s. XIX, y durante todo ese tiempo se hispanizó el continente. Nos educamos y nos relacionamos hablando español con europa y todos los continentes.

Y aunque ya no es una lengua esclusiva del imperio, es la lengua de las élites políticas y económicas de los países latinoamericanos. Preservamos la actitud colonial de marginalizar las lenguas autóctonas sin reconocimiento académico, mucho menos oficial. Se salen del lote dos países: Paraguay que tiene además del español como lengua oficial, el guaraní (Cn 1992). Y Bolivia que se lleva las palmas con el español, y más 32 lenguas indígenas (Cn 2009). El resto de países latinoaméricanos tienen el español como lengua aficial.

En el caso de Nicaragua, crecimos sin que ninguna lengua indígena goce de estatus especial. Ni en la educación secundaria, ni en la educación universitaria. Mucho menos como curso de lengua por afición. Eh! Vamos al curso de miskito el sábado por la mañana. Son lenguas minoritarias a nivel nacional, habladas únicamente dentro de una comunidad determinada. Lo vemos como un lenguaje desconocido, extraño, lejano. En el peor de los casos, cuando la ignorancia desborda los límites culturales, vemos a las comunidades indígenas como que pertenecen a otro tiempo, o los vemos como retrazados, inadaptados. Muchos creen – según C Fuentes – que por “iletrados son ignorantes y que por pobres no tienen cultura.” Grantizar la preservación de las culturas y lenguas, religiones y costumbres de las comunidades indígenas sigue siendo un bonito texto en la Constiotución Política (art. 180, Cap II. Cn.) falta poner en práctica cada precepto.

Hace falta crear un proyecto de educación nacional que comprenda aspectos culturales de las comunidades indígenas, no solamente lenguísticos. Educar a las nuevas generaciones, desde que están en el colegio, a conocer esa forma de vivir diferente, la filosodía milenaria que poseen todavía vigente en su cotidianidad y en expresiones poética, musicales, gastronómicas, etc. Darle un estatus académico es un buen comienzo para conocer nuestra multiculturalidad como nación.

Fuentes termina su discurso diciendo que el español no es la lengua del imperio, sino una lengua de encuentros, a lo que estoy totalmente de acuerdo. Menciona encuentros literarios como la lengua que liga a Lorca y Neruda, a Galdos y Gallegos… a Juan Goytisolo y Juan Rulfo. Afirma que es la voz castellana que liga a un nahualt, aymara, guaraní, mapuche. El español es la lengua de co-relación, de comunicación y de reconocimiento. “El castellano es la lengua franca de la indicanidad americana”.

Actualmente más de 572 millones de personas hablan español en el mundo, de los que 477 son hablantes nativos, cinco millones más que hace un año. A mediados de este siglo, los hispanohablantes serán 754 millones. (Instituto Cervantes (2016).

espanol

Enlaces: * III Congreso Internacional de la Lengua. 17/11/2004. Ritmos. Espagnol Terminal. pag 140 // Idiomas oficiales en cada uno de los paises latinoamericanos// Lenguas indigenas de América  // Instituto Cervantes.  // ¿Cuántas lenguas se hablan en España?  //  Idiomas de España. Wikipedia. // Cuántos idiomas locales, incluidos dialectos se hablan en España?

 

Ver también:

Los de entonces ya no somos los mismos.

 

 

 

 

 

EL MIRADOR DONDE NO SE MIRABA NADA

La señora de gorra es la vendedora de rosquillas de Rivas
La señora de gorra en medio de la foto es la vendedora de rosquillas de Rivas.

IMG_1252IMG_1262

IMG_1265
Un rico piquito en pleno frío.
Mirador 1
Ganzos de un lado a otro.
Mirador
El vendedor de tajadas con queso.

IMG_1273

Uno de los atractivos turísticos inconturnable en Nicaragua es el Mirador de Catarina. Nunca me lo pierdo cuando viajo a Nicaragua. Solo que en esta ocasión no se miraba nada.

Desde que venía en la carretera estaba lloviendo a cantaros. Escampó un poquito de casualidad cuando llegué a “Mi viejo Ranchito”, donde de por cierto, comí riquísimo. Pero una vez dentro del restaurante continúo lloviendo. Fue agradable ver como se humedecia el jardín y el ambiente circundante. Poca luz, frescura, gotas de lluvia se resbalaban dinámicas sobre el vidrio de las ventanas.

Terminando el almuerzo, dirección “El Mirador”. Desde que entramos al pueblo de Catarina todo estaba nublado. Ya en la entrada del mirador dudamos si entrabamos o no. Pura niebla. No se divisaba nada. Pensamos que se desvanacería.

Esperamos sentadas en una banca comiendo cajeta de coco. Vimos una pandilla de ganzos que se paseaban de un lado a otro. El vendedor de tajadas con ensalada y queso. Mi mama empezó la tertulia con un chavalito de 9 años vendedor de pinol y pinolillo. Le compró dos bolsas. Y luego se me acercó la vendedora de rosquillas. Me agradó su abordaje suave y amistoso. Me contó que las rosquillas que vendía había ganado premio, no sé cuál. Que eran poco conocidas porque las más famosas son las rosquillas somoteñas, pero que va, las rivenses eran mejores. Me dio a probar dos rosquillitas de dos centímetro cada uno, me encantaron. Le compré un montón.

Observé como la gente, a pesar de la niebla, lleganban entusiasmados a tomarse fotos. Novios dándose picos, familias con niños correteando, amigas paseando, etc. Todo un paisaje humano que en otras ocasiones no hubiese determinado. Aprecié como se tomaban fotos como si la vista de siempre estaba ahí. Mientras que nosotros esperabamos que se despejara un poquito, sin saber a qué horas por supuesto, La gente seguía tirándose fotos sin parar. Llegaban, la tomaban y se iban. Ya está, pura niebla y qué.

La verdad, sentí como una cierta esperanza contagiante, de esas que la vida te regala cuando todo te sale mal. Que a pesar de qué no veo nada positivo, el paisaje bello y natural está ahí. Aunque las apariencias demuestren lo contrario, hay un paisaje detrás; y hay también un paisaje paralelo, humano que también nos da energía, alegría y confianza. Decidí entonces tomarme la foto e irme. Ya llevaba mucho tiempo y estaba alegre, para qué aguadiar el instante. Hice como todos los que llegaban. Posé, sonreí, y flash.

No tomé fotos para una exposición de National Geographique, pero si me trajé riquezas culturales y humanas, fuerzas vivas, que me arrastraron. De toda esa gente que llega ahí a compartir sensibilidad.

Con frío, sin luz, ni paisaje. Feliz.

Visitando el País Vasco francés

Este mes de julio anduve de visita por el país vasco francés, precisamente en Biarritz. Fui a parar ahí porque mi hija quería aprender y prácticar el surf. Ahora es la segunda vez que voy. Creo que he visitado más o menos la región. Ciudades además de Biarritz, Anglet, Bayona, Gethary, Bidar y Saint Jean de Luz. He probado sus comida y me he familiarizado con la arquitectura pintoresca de casas blancas con ventanas y puertas verdes, azules y rojas. También he asistido a ciertas actividades que coinciden con mi estadía: el 14 de julio o conciertos musicales.

Bayona no tiene playa pero su urbanidad es linda. Atraviesa la ciudad el río Adour que le da reflejo perfecto al cielo. Visité la Catedral Saint Marie, algunas partes estaban en renovación, en general tiene poca luz y mucha calma, aires de intimidad espiritual. Los alrededores son zonas peatonales con restaurantes, cafeterías y comercios en general.

P1100134
Bayona
P1100130
Río L’Adour
P1100132
Río L’Adour
P1100130
Río L’Adour
P1100131
Bayona
P1100132
Bayona
20160715_182518
Bayona
20160715_183532
Bayona
20160715_182601
Bayone
20160715_183339
Catedral Santa María
20160715_183949
Catedral Santa María

Me quedé permanentemente en Biarritz, en un mobile-home del Biarritz-camping a 700 metros de la Playa Milady. Durante ese tiempo me di gustó comiendo a la plancha, bagettes calientes recien hornadas, pastel basco y sangrías.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Visité los puntos turísticos más importantes: El Gran Faro, La Roca de la Virgen, el Museo del mar y acuarioCité de l’ocean, etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque lo que más me gustó fue la diversidad de playas que visité una tras otra. Todas tienen algo único que las caracteriza. Y la próximidad entre ellas permite contemplar esas diferencias. Siendo una región entre mar y montaña, observé playas con rocas o escalones donde revientan las olas, el mar se siente presente, elocuente. Recorrí las playas entre Biarritz y Anglet; y entre Biarritz y Saint Jean de Luz. Todo un descubrimiento de líneas perfectas de la naturaleza.

Algo que me llamó la atención fue una caseta en la playa Les Corsaires, situada en Anglet. Ahí la biblioteca municipal se trasladó con revistas,periódicos, libros y literatura infantil en la plena playa. Instalaron sillas playeras y la gente prestaba los textos tranquilamente. Interesante la iniciativa, ese día que pasé estaban animando la tarde con cuenta-cuentos infantiles. En esta época tecnológica que hay wifi hasta en la playa, pues los libros no caían nada mal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me dio mucho gustó captar en imágenes cada paisaje, y creo que logré dar rienda suelta a mi afición por la fotografía. Mi camarita trabajó duro siendo verano, siempre ha estado necesitada de mucha luz en cada enfoque.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Disfruté plenamente del mar. De ese olor a iodo y sal. Todos esos días la bruma invisible que se propagaba con el viento, me dejaba pegajosa la epidermis, me alborotaba el pelo, a veces me mariaba. Pero ese estado de embriagues marina, me recordó que era parte del todo en esa inmensidad, que era parte de esa naturaleza exhuberante, y dormí tranquila -a pesar del caos exterior de sangre y terrorismo* – en un sueño profundo, calmo, que merecia vivir en ese lapso de tiempo mágico en Francia.

Mi intacto acento nica

Banderitas

Por Mariangeles Estrada

Siempre que hablo con mis amistades nicas, uno en California y otra amiga en España, me dicen que tengo intacto el acento nica. Pero… ¿quién me habla aquí español con acento nica? Nadie. Si todos me hablan francés, hasta mi hija. Y bueno… es lógico que mi amigo en California se ha visto influenciado por el acento mexicano de la zona; y mi amiga en España esta más españolizada que nunca después de vivir tantos años en la península ibérica. Lo que veo normal.

El acento es una melodía que suena, suena y suena todo el santo día y es imposible de quitar. Es como no poder sintonizar otra emisora en la radio o no poder cambiar de canal televisivo. Se añade el hecho de tener que decir palabras del lugar porque si no nadie te entiende. De tanto sustituir palabra por palabra, aún contra mi voluntad, termino arrastrada por la corriente cultural del habla del lugar.

Recuerdo que cuando estuve en Costa Rica, escuchando ticadas todo el santo día, durante 2 años, se me pegaron montones de palabras y se me balanciaba el acento cuando hablaba por teléfono con mi familia, incluso cuando llegaba a Managua. Ni cuenta me daba de eso, pero se me metió fuerte el acento. Mi mamá y mi hermano me lo hacían notar y yo me negaba al instante y estaba convencida que no tenía el acento tico. Pero lo tenía e incluso ahora que reviso mi repertorio tengo palabras ticas que adopte definitivamente porque me parecieron graciosas y oportunas. Sentí que me iban. Tenía una amiga tica que de tanto hablar conmigo se le pegaron mis dejes nica y yo ya estaba cantando como ella, todo sin proponérnoslo.

Aunque aquí en Francia tengo una amiga mexicana y otra venezolana con quienes platico de vez en cuando. Tampoco estoy tan pegada a ellas para adoptar sus acentos. Hablo español con mi acento nica a fondo, no hay otra música que altere el ritmo de mi nicanorada, así de sencillo. Las expresiones quedan intactas: idiay, no es jugando, ta salvaje, dale pues.

A mi hija le hablé español desde que nació. Ella habló solo español hasta sus 3 1/2 años, luego se escolarizó y la lengua dominante, de su papa y del colegio, ha hecho que solo me hablé en francés. Excepto cuando me quiere sacar un “sí”, me empieza hablar en español la bandidita, y sí, me enternezco y me dejo enrollar, con mucho gusto, ante: mi mamita linda o te quiero con todo mi corazón, etc.

Ser bilingüe a mi hija le ha permitido comunicarse siempre con mi familia y las veces que ha viajado a Nicaragua ni se acuerda que habla francés. Lo último fue que este año en su secundaria le pidieron escoger una segunda lengua además del inglés, y ella tomó el español. La primera vez que habló en clases de español oral, la profesora le dijo: Marie hablas con un acento. A lo contesto: Hablo español de Nicaragua. Mi vocabulario y me acento es de Nicaragua.

No sé si será la única francesa que habla español de Nicaragua pero es así. Actualmente le causa mucha risa los otros acentos latinos, le parecen chistoso. Y lo importante es que lo asimila con tolerancia y trata a cualquier costo de entenderlos.

Estoy en Francia, sí. Pero con acento nica, bien nica, desde siempre y parece ser que hasta siempre.

A continuación archivo audio de la lectura de la presente entrada:

Fui a un concierto de la Cuneta Son Machine

En 2013 anduve cunetiando con la Cuneta. Eso fue el 4 de agosto que Santo Domingo hace su recorrido por los barrios de Managüa, y en su paso por Ciudad Jardín, de la ITR media cuadra al lago, ahí bien sentada en una silla de plástico presencie la fiesta popular.

Una hora de concierto gratuito para el pueblo que espera la pasada del santo. Su punto algido es precisamente cuando Minguito pasa al son de los Chicheros. En ese momento hay unos segundos de silencio, los Chicheros dejan de tocar y suena la música de la Cuneta  La gente sigue bailando, o mejor dicho saltando. Todos pegados unos contra otros. Un gentío que se entrega y goza con cada canción. Recuerdo que repartieron chinelas de hule de todos los colores. Las tiraron por los aires y me escaparon de botar montones de veces, la gente que quería atrapar un par.

Tremendo despelote pero tengo que reconocer que no es una manifestación popular peligrosa, en comparación con la Fiesta de Santo Domingo del 1 o del 10 de agosto. Esta del 4 de agosto es bastante familiar. Me sorprendió ver familias con sus hijos menores y señores ya con sus años, paseando y bailando. Les recomiendo darse su vuelta. Si vuelvo a ir en agosto no me perdería ese concierto del 4.

P1020289P1020288P1020235P1020282P1020277P1020268

P1020237
En este ángulo casi me botan por la tiradera de chinelas.

P1020243

P1020239
Aquí tenía mi silla de plástico y escuchaba amenamente.
00000
Atrás de mí los cuneteros sonando a toda.

Antes de ir a Nicaragüa en 2013, una amiga nicaragüense que vive en España, Gloria Fonceca Rojas, me envío de regalo el CD “Zafarrancho” y dos camisetas que decían Cuneta Son Machine. Gloria había ido a Nicaragüa en 2011 creo. Osea que gracias a ella me actualicé y no llegué tan perdida a este concierto. Fue un bonito momento en Nicaragüa que espero repetir.

Me alegra que esta banda de música popular haya logrado una nominación al Grammy por el mejor álbum rock latino, urbano, alternativo con su disco “Mondongo”. En esta ocasión ganó Pitbull por “Dale” y Natalia Lafourcade por “Hasta la raíz”. Veremos la próxima vez.

00002
Foto de La Cuneta en los Grammy latinos / Foto del Nuevo Diario

Ver también:

Me encontré a Chayan de Pochomil

Los videos de Israel Lanuza

 

 

 

Camiseta con la imagen del Che

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Camiseta del Che Guevara en la tienda de una gasolinera ubicada en la autopista que va de Poitiers a Niort.

Por Mariangeles Estrada

Una de las imágenes más usadas es la del Che Guevara. No voy lejos, aquí en Francia la he visto montones de veces. Una vez pintada en camisetas de todos los colores en una gasolinera-market ubicada en la autopista que va de Poitiers a Niort. Entre revistas, sándwich, chicles y gaseosas estaban las camisetas del Che. Tomé foto esa vez, otras veces no he andado la cámara.

Otra vez en una feria de primavera en Indre Loire, habían billeteras y mochilas. Para rematar en las boutiques que están alrededor del Centro George Pompidu en París hay fotos postales en blanco y negro, fotos con efectos de color informatizados o mosaicos con la bandera cubana cruzada. También hay pósteres y litografía.

Lo representativo es la imagen capturada por el fotógrafo Alberto Díaz Korda (1928-2001). La instantánea de un Che Guevara de 31 años que inmortalizó el 5.3.1960. Mirada fija al horizonte, boina con la estrella comunista, original titulado “Guerrillero heroico”. Una de las fotografía más reproducidas en el mundo. Fue subastada en Viena por 9600 dólares en la galería fotográfica Westlicht. Korda nunca cobró derechos por esa imagen, llegó a asegurar que si le hubieran dado un céntimo por cada copia reproducida hubiera sido millonario.

Usan la imagen del Che por diversos motivos. Los que piensan que está bien utilizar al Che casi marca. Pues en estos tiempos estamos frente a una juventud que nació en la comodidad. Vienen a sociedades que ya tienen sus héroes, sus mártires, sus santos y sus villanos. Las etiquetas ya están todas designadas. Y les hace falta identificarse con algo. El Che les da esa imagen de la juventud rebelde y aventurera que busca la justicia por encima de cualquier régimen o circunstancia.

Están otros, que se dicen de izquierda y se quieren comprar buena consciencia con una camiseta. Son de izquierda pero ricachones con carrazos y propiedades. Y hasta ahora lo que se sabe del Che es que fue alguien desapegado del poder y del dinero. No sé si hubiese aplaudido el apego al poder de los líderes de las monarquías comunistas de Cuba, Nicaragua y Corea del Norte. No creo que se hubiese tomado fotos con un reloj Rolex en las revistas de publicidad. Me lo imagino como Pepe Mojica, con sus centavos guardados y con una proyección más moral dado que su pueblo vive limitaciones.

Toda esa gente que usa la imagen del Che para darse buena consciencia es lo mismo que el viejo chismoso de la pulpería del barrio que tiene una imagen de La Purísima Concepción de María en la repisa de la sala. Dar la imagen del vegano despeinado flaco original con comida frita sabor a carne, del intelectual anteojudo con los libros bajo el brazo que reproduce ideas ajenas nunca propias, del ecologista peludo vibra ligera con la imagen del Buda en la panza, los animales salvajes en la espalda y no sabe selccionar la basura. Los pacifistas con el eslogan “Amor y paz” gorro rayado de colores y el tatuaje, y están a favor de matar en nombre de la paz. Circo de apariencias. Cuando lo que hay es una banda de recalcitrantes que ven el mundo desde su óptica camuflada de aparentes tolerancias.

Ponerse una camisa del Che para proyectar la imagen del místico, del que tiene principios, del idealista incomprendido, de la encarnación del Quijote del siglo, del creyente en utopías, del sensible al fin. No sé si esto produce, en el cuerpo y en la mente, el mismo efecto que andar una marca. La gente esclava de marcas sienten que son pudientes. Creen que consiguieron estatus social y nivel económico.

Etiquetas que aburren y que engañan. Ya no hay que creer en esas proyecciones. Nada de imágenes que hagan creer que tenemos principios o ideales. Nada que proyecte esto, aquello o lo otro. Libertad.

Para comprarse una buena consciencia sobran motivos y mercancías porque para el comercio no hay ideología ni religión. La locura de ver a los izquierdistas comprando a los capitalistas las camisetas de su héroe. En la misma canasta empalman las camisetas del Che, Marilyn Monroe, John Lennon, Buda, Juan Pablo II y Madre Teresa de Calcuta. Cada cual se engaña solo o sola, aunque hay sus grupitos de engañadxs. De todas formas los reales están en sus billeteras y carteras. Tenemos la última palabra. Ese día compré gasolina, un descafeinado, una botella de agua. Seguimos la ruta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sobre el mismo tema: Hugo Chávez y el ‘Che’ Guevara tendrán sus perfumes en Cuba  / Hay un uso poco honesto de la imagen del Che / Subastan la mítica foto del Che Guevara / Che Guevara, la estrella pop de izquierda / Históricas fotografías del Che Guevara serán subastadas en Viena

Mi caricatura / Ma BD (Bande dessinée)

Por Mariangeles Estrada

El sábado pasado, a eso de las 7 pm, entré a una Guingette para tomarme un aperitivo. En la entrada, instalado en dos mesas de mantel cuadrado, estaba un joven dibujante ofreciendo sus servicios. Por 5 euro, en 5 minutos te hace una caricatura.

Me senté  y comenzó a dibujarme. Conversamos de su trabajo que no es solo caricaturista sino también dibujante de paisajes. Me contó que en diciembre estará instalado en la famosa Place du Tartre o Plaza de los pintores, en Montmartre en París. Lo felicité y le advertí que le esperaba tremendo frio en esa época del año. Me dijó que no importaba porque para pintar ahí tuvo que pasar un concurso y será una gran oportunidad.

Se tomó más de 5 minutos en dibujarme, tal vez hablar lo distrajo un poco. Creo que pasaron 11 minutos. Le pregunté si saldría más joven o más vieja. Me dijó sin dudar: – Vous n’aurez pas d’âge. (Usted no tendrá edad). Creo que para ser caricatura no exageró tanto los rasgos de mi fisionomía, a lo mejor estaba frente de un verdadero retratista.

P1060849 P1060838 P1060842 P1060844 mama bd

Aunque esta era la tercera caricatura que me hacían. La primera fue años atrás, cuando estudiaba en Costa Rica. Una tarde en el Mall San Pedro, andaba comiendo por ahí y en una mesita redonda estaban proponiendo dibujos. Solo que esa vez incluían el cuerpo. Recuerdo que escogí el cuerpo de la Diosa de la Justicia. Traje escotado griego, balanza de la justicia en mano. Mi boca salió más grande de lo que es en realidad. Fui dibujada en una hoja de papel un poquito más grande que la A4. Por supuesto que se perdió, tanto viajar, ir y venir. De seguro quedó confundida en algún folder de archivos en mi casa; pero como mi mama todo lo bota o regala, lo más seguro es que hace rato está desintegrada en algún basurero de Managüa.

Capture
Dibujo de mi hija Marie Matagne, 9 años / 5.09.2009

La segunda vez que me dibujaron lo hizo mi hija a la edad de 9 años. Dibujar ha sido y es, una de las formas de alejarse y escapar del mundanal ruido o de su realidad. Silenciosa dibuja y dibuja, le encanta.

Me dibujó seria, así como curiosa viendo algo. No sé si sorprendida o asustada. De seguro así la miró yo, tantas cosas nuevas que me hace descubrir y conocer. A mí me gustó el resultado. Captó bien los rasgos generales de mi rostro a pesar de su corta edad. Y durante un tiempo fue mi foto de perfil en facebook.

Esto que me dibujen siento que es parte de la búsqueda del yo. Estar a la expectativa del resultado que no es la típica foto instantánea digital. Es como zambullirme de la realidad o residir en ella. Mi vida entera es una caricatura. Exagerada en algunos rasgos y disminuida a tope en otros.

Búsqueda del yo que en este constante cambio no sé dónde se encuentra. Seguro la gente ve partes exageradas de mí que en el fondo no las tengo verdaderamente acentuadas, o viceversa. Pero siempre esa parte, que se disminuye o se amplifica en un dibujo, no deja de ser un trazo certero y misterioso de mi ser, que desconozco yo, que desconocen todxs.

Tu voto:

UNA NIÑA DE 50 AÑOS

 

El jueves 30 de enero asistí al “Festival Internacional de Cómics” en la ciudad de Angouleme (sur-oeste de Francia). Y aunque nunca he sido tan aficionada a los cómics, eventos así, me hacen descubrir otras esferas. Hay para todas las edades, la temática es amplia y las ilustraciones a cuál más orginal. Incluso hay clásicos literarios (cuentos y novelas) que han sido escritos en versión cómics.

Las esposiciones se realizaron en distintas partes de la ciudad. Un bus especial recorría los puntos claves: Museo de la Bande Dessinée, el Museo  del papel y el Centro Nacional de la Bande Dessinée y de la imagen (CNBDI)), Centro cultural “Espace Franquin”, Teatro de Angouleme y tiendas redondas en distintas plazas y bulevares de la ciudad.

Una de las salas estaba dedicada a Mafalda. Me alegró verla como representante de la cultura latinoamericana. Los personajes -Manolito, Susanita, Felipe, Gille entre otros – estaban en murales pero también en relieve, como que recobraron vida fuera del papel. Hasta la sopa de Mafalda estaba en la mesa.

La verdad es que Mafalda representa mucho para Latinoamerica y el mundo. Su irreverencia es su encanto. Su preocupación por la injusticia invita a la reflexión a todos los niveles: político, laboral e incluso ante el irrespeto de derechos humanos específicos, como lo son los derechos de la mujer.

Leía un artículo en Le Monde que plateeaba cuál sería el destino de Mafalda si hubiese llegado a su edad adulta. ¿Sería una guerrillera sobreviviente de la represión o una ama de casa madre de dos niños de mentalidad mediocre? Nunca lo sabremos.

Quino paró de dibujar Mafalda en 1973. Solo la mantuvo vigente durante 10 años; sin embargo siempre encontrará lectores, dado que los temas abordados siguen siendo de actualidad.

P1050245

P1050252P1050231P1050228P1050226P1050237P1050242P1050243
P1050241P1050239
P1050244P1050254

P1050255 P1050260
 P1050234
P1050221
P1050235
 

POSTALES DEL MUSEO RUBEN DARIO – León, Nicaragüa

Por Mariangeles Estrada

Visité el Museo Ruben Darío, en León, Nicaragüa (08/2013). Se encuentra 3 cuadras al oeste del parque central, sobre la Calle Real en una casa colonial esquinera.

Ahí vivió Rubén durante sus primeros 14 años de vida. Consta de 4 salas suficientemente espaciosa para mantener una relativa frescura dado el calor abrazador. En el jardín interno de la casa, hay limonarias, palmeras y coludos. Se nota el verdor y el cuido. Y a pesar del fuerte resplandor del sol, las palomas se reposan seguido y revolotean súbitamente. 

No había tarifa determinada – me dijó la señora de la administración – la entrada es un aporte voluntario. Nuevamente me agradó escuchar ese tono respetuoso y afable de l@s leoneses. Era prohibido tomar fotos, lo que me dio mucho pesar porque tenía en mente hacer un bonito álbum digital. Me propusieron las postales que a continuación expongo, copia cabal de las salas de exposición.

El museo tiene sus añitos, fue inaugurado el 8 de febrero de 1964, por el Presidente de la República el Doctor René Schick Gutiérrez, con la asistencia del Ministro de Educación, el Consejo Directivo, por miembros de los poderes del Estado de Nicaragua, autoridades departamentales.

ruben1

Sala de tertulias.

ruben2

Cama en que pasó su agonía Rubén Darío.

Sala de tertulias del coronel Falix Ramires y doña Bernarda.

Ventana en la que permaneció encadenado el poeta Alfonzo Cortés cuando habitó la casa y padeció de esquizofrenia. Se observan los barrotes de hierro que torció.

Ver también:

Puestos diplomáticos de Rubén Darío

Museo y archivo Rubén Darío. Página en facebook.

Museo y archivo Rubén Darío. Portal oficial.

LA GRITERIA CHIQUITA DE MASAYA

Altar de la Purísima

Por Mariangeles Estrada

Cuando  viajó a Nicaragüa voy a la Gritería Chiquita de Masaya el 14 de agosto. No me la pierdo, tengo familia en el sector. Mi tío Humberto, Angelina y mis primas Yaosca y Ligia se encargan de mis huesos, se los agradezco. La pasó genial.

Se llama Gritería Chiquita para diferenciarla de la Gritería grande que se celebra cada año los 7 de diciembre por todo Nicaragüa. También porque todo es chiquito, desde el altar hasta la repartidera. Los altares son modestos: una mesita, un mantel o tapete, pocas flores, dos candelas; siempre hay sus excepciones. No dan tantos paquetes, a veces solo caramelos.

En mis años universitarios asistí a la Gritería Chiquita de León. Aunque escuché decir que  ahora también la celebran en Chinandega y en algunos barrios de Managüa.

Como en León se origina la tradición, es más concurrida y popular que la Gritería Chiquita de Masaya. Vienen de todos los departamentos de Nicaragüa. Hay más altares y las calles asoman iluminadas. En una cuadra podemos encontrar tres o cuatro altares. En cambio en Masaya depende del barrio. Podemos encontrar un altar aislado y luego tres altares llenos de gente. En León arman el molote, en Masaya hacen fila porque aquí surgió la tradición durante los 80. En León comienza al caer la tarde. En Masaya anda el chavalero en la calle desde las 3 pm.

Aunque hay menos altares en Masaya, reparten más cosas. La variedad impresiona, hasta parece que estamos en la Gritería grande: bolsitas de detergentes, collares plástico, cosa de horno (bien sabrosa además), picos, lechuzas, caritas (helados), bolsas repletas de caramelos tradicionales, desde huevo chimbo hasta ayote en miel, vasitos de pío quinto. Te reparten fresco y un día hasta nacatamales nos dieron en un barrio de Monimbo. Sin exagerar, solo en la Parroquia nos dieron 5 paquetes por persona y además nos regalaron al salir un algodón de azucar. Animaron con chicheros el altar.

En León otro gallo canta. Solo dan un caramelo y adiós mis flores. La gente se acerca al altar, diciendo: Quién causa tanta alegría, extienden la mano, agarran su caramelo y se van. En Masaya se tiran una rola con dos estrofas más el estribillo.  Cantan no solo “Tu gloria”, varían y escuchamos “Dulces himnos”, “Pues concebida” y “Toda hermosa”. Quedo ronca. Les recomiendo llevar alguna pandereta o maracas para animar la cosa y no hacer largo el concierto.

Les dejo un video que hice con mi camarita el pasado 14 de agosto 2013 durante mi estadía en Nicaragüa.

Los jardines del amor / The Garden love

Si, si, sí. Existen los Jardines del amor. Se encuentran en el Castillo de Villandry ubicado en el valle del río Loira (zona centro-oeste de Francia).

Representan 4 tipos de amores: el amor sentimental, el amor apasionado, el amor infiel y el amor trágico. 

No es posible pasear por las alamedas de los jardines; porque están en la zona ornamental del Castillo y solo se pueden apreciar desde los balcones. 

Sin embargo, se puede caminar por el huerto, donde las plantas de frutas y legumbres están engalanadas de tal forma, que relucen lechugas, calabazas y tomates al mismo brillo que una rosa o un clavel. 

  Amor tendre

 

El amor sentimental se expresa por corazones separados y  llamas de amor en los rincones. En el centro hay unas máscaras que usaban en los bailes y facilitaban todo tipo de conversación, de las  más serias a las más ligeras.

 Amor apasionado

 En el amor apasionado hay corazones pero está vez heridos por la pasión. En el centro se forma un laberinto que despierta la danza.

CapturAmor volage

El amor infiel está representado por cuatro abanicos. Los ángulos simbolizan la ligereza de los sentimientos. Entre los abanicos figuran los cuernos del amor traicionado y en el centro las cartas de amor enviadas al amante.

  Amor tragico

En el amor trágico los dibujos representan las puntas de los puñales o espadas utilizadas en los duelos causados por rivalidades amorosas. En el verano las flores son rojas para simbolizar la sangre que corre en los combates.

 Los jardines de Villandry representan para los horticultores y jardineros el ejemplo por excelencia de los ‘jardines a la francesa’.

 

Ver también:

Página oficial del castillo de Villandry