Rubén Darío y la Exposición Universal 1900 en París.

Por Mariangeles Estrada

Rubén Darío asistió a la Exposición Universal de 1900. (ver ↑). en París. No fue por casualidad ni por turísmo, sino por motivos laborales. En ese tiempo trabajaba como periodista en Buenos Aires, Argentina. El diario La Nación necesitaba a alguien que escribiera sobre la situación ne España después de la guerra con los Estados Unidos (1898). Rubén Darío se ofreció como voluntario, dos días después embarcó en el vapor y navegó a Madrid. Meses después fue solicitado por el mismo diario, aprovechando su estadía europea, para que cubriera la Exposición Universal que se llevaba a efecto en París.

Dario soñaba con París desde joven. Idealizaba el lugar como todo un paraíso.(1). Lo que no fue tan ensoñador, pues visitó la ciudad de la luz durante La Belle Epoque (1879-1914 ) ver ↑ . Tiempo de paz y dulzura para exportar y percibir el arte francés en todo su esplendor. Las Exposiciones Universales expresaban la idea de que la ciencia traería la felicidad a la humanidad, y esta de 1900 fue la quinta exposición organizada en París y la más importante. Debido no solo a que heredó las contrucciones y atracciones de las precedentes, sino que además se sumaron las nuevas instauradas para la ocasión. Se transformó completamente París, se construyeron puentes y pasarelas en el río Sena para el desplazamiento de los visitantes. Nuevos bulevares, plazas y rotondas, la primera línea de metro que facilitaba la circulación de los parisinos; y todas esas transformaciones quedaron en el París de hoy.

Para los 50 millones de visitantes, la Exposición era algo alejado de la realidad de todos los días. Imaginé a Darío boquiabierto en 1900; si nosotros en 2018 viendo fotos y videos de la época nos impresionamos de la transformación de París en la ciudad del futuro, cómo habrá sido la percepción de la gente a inicios del siglo. Ignorando que muchos progresos presentados prevalecen hasta ahora como parte de lo cotidiano y ordinario.

Entre ellas: la acera mecánica que hoy se instala en el desplazamiento de maletas y pasajeros en los aeropuertos, el mismo sistema para las escaleras eléctrinas de oficinas y centros comerciales; el Village Suisse es hoy en Centro Comercial de Arte Contemporaneo; la Gran Rueda aunque fue retirada años depués, se ha convertido en la infaltable atracción de parques y los centros de metropolis; el Grand Palais es un espacio de exposiciones culturales y deportivas; el Petit Palais es el Museo de Bellas Artes de la ciudad de París; la Torre Eiffel es todo un símbolo y el monumento más fotografiado en el mundo; el cine es imagen y sonido; el uso de la electricidad se domesticó y generalizó etc.

En la autobiografía que tengo Darío no cuenta detalles, pero expresa:

“Yo hacía mis obligatorias visitas a la exposición. Fue para mí un deslumbramiento miliunanochesco, y me sentí más de una vez de una pieza. Simbad y Marco Polo, Aladino y Salomón, mandarían y daimio, cawboy y mujik; y en ciertas noches, contemplaba en las cercanías de la Torre Eiffel, con mis ojos despiertos panoramas que solo había visto en las misteriosas regiones de mis sueños…” (2)

Actualmente el Primer Ministro francés Edouard Philippe retiró su candidatura de la Exposición Universal de 2025, alegando posibles riesgos financieros para el país. Los tiempo cambian, Francia que se había convertido en un país especialista en organizar Exposiciones Universales – siete en menos de un siglo: 1855, 1867, 1879, 1889, 1900, 1925 y 1937 – ahora alega otras prioridades económicas.

Conocer países lejanos y presenciar eventos extraordinarios enriquesieron la obra de Darío,  quien también ignoraba que sus letras serían tan monumentales y vigente en el mundo de la literatura. Un símbolo nacional dentro de la literatura mundial y de Nicaragua.

Capture 1Capture 2Capture 3Capture 7  <img class=”alignnone size-full wp-image-13159″

(1)  Darío Rubén.  Autobiografía: Rubén Darío. 12va ed. Managua. Distribuidora Cultural, 2002. Cap. XXXII. p.44.

(2) Ibíd. Cap. LIII p. 68

* Fotos de wikipedia

A continuación un archivo audio para escuchar la lectura de esta entrada

Ver también:

Puestos diplomáticos de Rubén Darío.

HURACAN DE PREMIOS LITERARIOS 2017 PARA NICARAGUA

Por Mariangeles Estrada

Este mes de noviembre 2017 ha sido un mes de júbilo para Nicaragua. Le han otorgado dos premios literarios del más alto nivel en la lengua española: el Premio Reina Sofía de poesía Iberoamericana (ver aquí ↑) a Clarivel Alegría y el Premio Cervante a Sergio Ramírez Mercado.

clarivel alegria
Foto ElMundo.com

El Premio Reina Sofía a la poesía Iberoméricana tiene como objetivo premiar la obra poetica de un autor(a) vivo que haya aportado al patrimonio cultural de Iberoamérica y España. El ganador recibe 42,000 euros. Clarivel Alegría se convierte en la segunda nicaraguense a recibir este reconocimiento. En 2012 Ernesto Cardenal fue también ganador de este premio (pulsar aquí↑) Con este prestigiado galardon la obra poetica de Clarivel Alegría vuela más alto, también ganadora del Premio de poesía Casa de las Américas, (Pulsar aquí para leer poemas de Clarivel Alegría).

Pero para perfeccionar la felicidad literaria del año 2017, Sergio Ramirez se convierte en el primer centroamericano y nicaraguense en recibir el Premio Cervantes de literatura, que es el reconocimiento más importante de la lengua española, asignado desde 1976 por el Ministerio de Cultura Español ante las propuestas hechas por la Asosiación de las 22 Academias de la lengua española. El ganador recibe 125,000 euros. También otorgado a Gabriel García Marquez, Mario Vargas Llosa y Carlos Fuente.

Foto de La Nación

La obra de Sergio Ramirez es grande, incursiona el cuento, la novela y el ensayo. No menciono sus libros pero pulsen aquí ↑ para Ver la obra completa de cuento, novela, ensayo y testimonio.)

Aunque el Premio Cervantes es el más respetado de la lengua española, no debería sorprendernos tanto, si ya Sergio Ramírez ha recibido otros premios como: el Premio Alfaguara de Novela, Premio Bruno Kreisky, Premio Carlos Fuentes, Premio Casa de las Américas, Premio José Danoso. Entonces nos quedamos esperando el Nobel, un huracán categoría 5, ahora sí que solo ese falta.

Pero al margen de toda esta premiación, hay que estar claros que ni Clarivel Alegría ni Sergio Ramirez se afanaron escribiendo para ganar premios y reconocimientos. Aquí todo comenzo por amor al arte, sobretodo en países en vías de desarrollo donde solo problemas hay a nivel político y económico. Nicaragua uno de los más destacados en desgracias de toda índole.

No obstante, por encima de todos estos inconvemientes, las letras de Don Sergio y Doña Clarivel se hicieron sentir y comunicaron al mundo. La escritura se impuso a todo, a la historia cruel de Nicaragua y el Salvador, y a cualquier otro problema que durante décadas nos haya invisibilizado de la literatura mundial. Me regocijo yo y todos los nicaraguenses que nuestro país destaque en una rama del arte tan noble como la literatura, Enhorabuena.

 

Puestos Diplomáticos de Rubén Darío.

 

image-71

Por Mariangeles Estrada

La imagen de Darío diplomático es una de las más populares y admiradas. Elegante, serio, mirada fija al horizonte. Traje estilo napoliónico, que todavía se conserva y exhibe, aunque deteriorado por los años, en el Museo Rubén Darío de la ciudad de León, Nicaragua. El traje con aire oficial fue encargado para ese fin. Guantes, sombrero, espada y un pañuelo de seda, usados en Madrid. Tanta formalidad que discrepa con su espíritu peregrino y bohemio.

La carrera diplomática de Darío nada tiene que ver con lo que se concibe hoy en día en el servicio exterior. Principalmente porque comenzó su ejercicio cuando la costumbre era la que predominaba en las relaciones entre los Estados; no existiendo todavía un marco jurídico internacional que regulara esas relaciones. En esa época solo las Monarquías tenían Embajadas. Las pequeñas Repúblicas, como Nicaragua tenían Legación y nombraban Ministros residentes no Embajadores. Ejerció, no obstante, dentro de la jerarquía diplomática y consular, los más altos puestos. Fue nombrado Consúl general y Ministro residente.

Las buenas relaciones que tenía con las esferas políticas e intelectuales del país le facilitaron su inicio como funcionario. Y su experiencia, con los años, lo conviertió en una personalidad impresindible como digno representante de Nicaragua. Tenía conocimientos de inglés, francés y alemán; además de su firme trayectoria como escritor. Se le otorgaron cargos tanto de representaciones permanentes como de misiones especiales.

Dentro de la representaciones permanentes de Nicaragua tuvo 3 nombramientos:

  1. Consúl de Nicaragua en la ciudad de la Plata, Argentina;

  2. Consúl de Nicaragua en París, Francia (marzo 1903); y

  3. Ministro residente de Nicaragua en Madrid, España (1907). nombrado por el presidente José Santos Zelaya. Darío organizó la Legación al nivel que ameritaba. Alquiló una casa y contrató un escribiente y un portero.

Indudablemente que tenía la personalidad y el profesionalismo para representar a Nicaragua en las más altas esferas, no es de extrañar que también fue considerado por otros Estados, es el caso de Colombia y Uruguay. Prevaleciendo la costumbre de conocer personalmente las calidades profesionales del futuro designado.

Darío conocía al expresidente Rafael Nuñez, publicista y poeta. Y Nuñez a su vez, conocía bien el trabajo literario de Darío. Le aconsejó no quedarse en Nicaragua para evitar compromisos políticos. Le dijo que enviaría un correo al Presidenete Manuel Antonio Cano para un posible nombramiento. Dos meses después se concretizó la designación (07.04.1893) con salario adelantado de $ 2.680 pesos oro para el viaje, suman en total $ 5.080 pesos, fue la mayor cantidad de dinero que tuve en su vida. Darío cuenta que no tuvo mucha carga laboral porque no habían casi colombianos en Buenos Aires y no existian transacciones ni cambios comerciales entre Colombia y Argentina. Lo que le permitió dedicarse con fervor a su trabajo periodístico en el Diario La nación. Asimismo se relacionó con hombres de letras frecuentando reuniones literarias donde se leían prosas y se hacían observaciones. También escribió, en ese tiempo, los versos que más tarde se convirtieron en sus “Prosas Profanas”  ver ↑

Como representante de misiones especiales nicaraguenses tuvo cuatro nombramientos. Queda claro que estas misiones, desde esos tiempos, se caracterizaron por su carácter itinerante y temporal, justo lo que dura la gestión. Incluso algunas misiones las realizó ejerciendo a la vez una representación permanente.

Estas misiones especiales fueron:

  1. Enviado extraordinario y Ministro plenipotenciario en el Primer centenario del descubrimiento del grito de Dolores, México (1907);

  2. Secretario de la Legación a la celebración del Cuarto Centenario del Descubrimiento de América, Madrid, España (1892). Fue nombrado por Roberto Sacasa Sarria en Nicaragua;

  3. Secretario de la Misión de Nicaragua a Río de Janeiro, Brasil (1906).

Los viajes a Europa se hacían en Compañías de buques trasatlánticas de mercancías y pasajeros. Darío menciona algunos como el buque San José, el buque León XXII, el buque Uarda de la compañía alemana Kosmos. No resulta difícil imaginar cómo, en ese tiempo, las maletas de cuero y los baúles se amontonoban en la sala y en los pasillos. Para mucha gente todavía había que vencer el temor al gran oceáno, considerado incierto y misterioso. Faltaban décadas para que los vuelos comerciales simplificaran el tiempo de viaje. Darío en su autobiografía menciona sus llegadas y salidas a los puertos: Santander (España), Valladolid (Chile), Cartagena (Colombia), Nueva York (EEUU), Colón (Panamá).

En América Latina hay dos cosas que no han cambiado en la carrera diplomática desde los tiempos de Darío; y estas son: la vigencia de tener buenas relaciones con las esferas políticas e intelectuales para obtener puestos políticos; y la otra, la remuneración con bajos salarios que los hace vivir justo con lo necesario en el país receptor, casi siempre este, con un nivel de vida más alto que el país de origen.

Darío vivió de los ingresos que le pagaban como periodista en La Nación principalmente. Durante su estadía en España como Ministro residente tuvo prácticamente sufragar losgastos totales de la Legación porque los sueldos de Nicaragua nunca llegaban. Las comunicaciones no tenían la inmediatez de ahora. Comenzó a pagar con el dinero que le pagaban en La Nación por el envío de crónicas. Pero ese salario no cubría los gastos personales de Darío. Sofocado envió cartas de reclamo; dirigió una directamente al presidente Zelaya y explicó que no podía sufragar todo con el salario que recibía, materialmente era imposible. Hasta hay un inventario de cuentas en su autiobiografía:

Alquiler de la casa … 200 pesetas

escribiente, mensualmente …200

Medio abono coche… 300

gastos de correo y oficinas … 50

portero … 50

Total… 800 pesetas.

Me hubiese gustado encontrar más cuentas, cheques, gastos, para evidenciar lo precaria que fue la carrera diplomática de Darío en términos monetarios. Sin lugar a dudas ejerció el periodismo porque le pagaban, en tiempo y en forma. Quedando en evidencia que su verdadera vocación fueron las letras. Y a través de su legado literario lo hemos conocido como nuestro Principe de las letras castellana, nuestro poeta e ilustre padre del modernismo.

Fuente: Autobiografía. Rubén Darío. Ediciones Distribuidora Cultural. 2002. / Edición preliminar: Roberto Aguilar. Diseño de portada: Pablo Tellez. Diseño computarizado: Martha Medina.  12va edición, 2002.

A continuación la lectura de esta entrada en soundcloud

para los que prefieren escuchar.

Ver también:

Postales del Museo Ruben Darío León Nicaragua.

Rubén Darío y la Exposición Universal de 1900 en París.

Fotos y poema del Volcán Momotombo

Nunca pensé que iba tener la oportunidad de ver al Volcán Momotombo en errupción. Tal vez no estoy viéndolo en vivo y a todo color, pero las fotos y videos de la web me dejan boquiabierta. Claro que me gustaría estar en Nicaragüa para poder presenciar ese espectáculo. Me acostumbé a verlo de largo, calmo y grande. Parte del paisaje natural de la ciudad de Managüa cuando ladeamos el lago Xolotlán, o cuando vamos por la carretera rumbo a León. Para mí la bravura del coloso había sido toda una legenda. Me lo imaginaba haciendo erupción y toda la gente corriendo desesperada gritando. La lava roja incandescente apoderándose de todo el espacio lentamente amenazante. Las típicas escenas de una película apocalíptica de esas que abundan en el archivo hollywoodiense.

Guarda en su historia la destrucción de la ciudad de León durante la erupción de 1610. Recuerdo que en un paseo del colegio visitamos la Ruinas de León Viejo, ubicadas en el Municipio de La Paz Centro, León. En el trayecto, no muy lejos de la faldas del volcán, había un ambiente oscuro, gris, medio tenebroso. Las cenizas volcánicas imponen su carácter, y las camisas blancas del uniforme se miraban casi fluorescentes. Me quedó esa sensación de que visité otro planeta, porque ese es el ambiente volcánico, totalmente extraterrestre, tiempo paralizado en otras eras.

En Francia, el volcanismo es parte de la clase de ciencias naturales en primaria y secundaria. Es toda una referencia de algo que posiblemente los alumnos no verán jamás, solo en videos y fotos que complementan el contenido del curso. En el Parque de la Mini Europa en Bruselas, Bélgica, había una plancha de cemento donde nos ponemos de pie para sentir los movimientos sísmicos del volcán Etna en Italia.

En estos momentos el Momotombo cesó su actividad efusiva, que mantuvo constante durante cuatro días. No podemos predecir con certitud cuándo volverá a despertar. Y esa imprevisibilidad de los fenómenos naturales le da un toque de misterio, que aterroriza y encanta. Por lo menos lo vi despertar de su letargo de 110 años y me dio mucho gusto.

Capture
Errupción del volcán Momotombo. 1297 metros de altitud. Nicaragüa 2015. / Hacer clic para ver la galería de fotos.

Momotombo de Rubén Darío

El tren iba rodando sobre sus rieles. Era
en los días de mi dorada primavera
y era en mi Nicaragua natal.
De pronto, entre las copas de los árboles, vi
un cono gigantesco, «calvo y desnudo», y
lleno de antiguo orgullo triunfal.
Ya había yo leído a Hugo y la leyenda
que Squire le enseñó. Como una vasta tienda
vi aquel coloso negro ante el sol,
maravilloso de majestad. Padre viejo
que se duplica en el armonioso espejo
de un agua perla, esmeralda, col.
Agua de un vario verde y de un gris tan cambiante,
que discernir no deja su ópalo y su diamante,
a la vasta llama tropical.
¡Momotombo se alzaba lírico y soberano,
yo tenía quince años: una estrella en la mano!
Y era en mi Nicaragua natal.
Ya estaba yo nutrido de Oviedo y de Gomara,
y mi alma florida soñaba historia rara,
fábula, cuento, romance, amor
de conquistas, victorias de caballeros bravos,
incas y sacerdotes, prisioneros y esclavos,
plumas y oro, audacia, esplendor.
Y llegué y vi en las nubes la prestigiosa testa
de aquel cono de siglos, de aquel volcán de gesta,
que era ante mí de revelación.
Señor de las alturas, emperador del agua,
a sus pies el divino lago de Managua,
con islas todas luz y canción.
¡Momotombo! -exclamé- ¡oh nombre de epopeya!
Con razón Hugo el grande en tu onomatopeya
ritmo escuchó que es de eternidad.
Dijérase que fueses para las sombras dique,
desde que oyera el blanco la lengua del cacique
en sus discursos de libertad.
Padre de fuego y piedra, yo te pedí ese día
tu secreto de llamas, tu arcano de armonía,
la iniciación que podías dar;
por ti pensé en lo inmenso de Osas y Peliones,
en que arriba hay titanes en las constelaciones
y abajo dentro la tierra y el mar.
¡Oh Momotombo ronco y sonoro! Te amo
porque a tu evocación vienen a mí otra vez,
obedeciendo a un íntimo reclamo
perfumes de mi infancia, brisas de mi niñez.
¡Los estandartes de la tarde y de la aurora!
Nunca los vi más bellos que alzados sobre ti,
toda zafir la cúpula sonora
sobre los triunfos de oro, de esmeralda y rubí.
Cuando las babilonias del Poniente
en purpúreas catástrofes hacia la inmensidad
rodaban tras la augusta soberbia de tu frente,
eras tú como el símbolo de la Serenidad.
En tu incesante homalla vi la perpetua guerra,
en tu roca unidades que nunca acabarán.
Sentí en tus terremotos la brama de la tierra
y la inmortalidad de Pan.
¡Con un alma volcánica entré en la dura vida,
Aquilón y huracán sufrió mi corazón
y de mi mente mueven la cimera encendida
huracán y Aquilón!
Tu voz escuchó un día Cristóforo Colombo;
Hugo cantó tu gesta legendaria. Los dos
fueron, como tú, enormes, Momotombo,
montañas habitadas por el fuego de Dios.
¡Hacia el misterio caen poetas y montañas;
y romperase el cielo de cristal
cuando luchen sonando de Pan las siete cañas
y la trompeta del Juicio final!

 

Sobre el tema: El despertar del Momotombo / Descubrimiento de las Ruinas de León Viejo / Turismo volcánico

Centroamérica cuenta: ¡Qué bonita iniciativa!

Capture CAcuenta

Por Mariangeles Estrada

Hace dos días miraba la página facebook Centroamérica cuenta 2015 (Ver aquí). Una actividad cultural regional que comenzó en 2012 a iniciativa del escritor nicaragüense Sergio Ramírez (Ver pág). O sea que este año es la tercera vez que se lleva a cabo y me parece genial darle visibilidad a la literatura centroamericana de esta forma.

Centroamérica Cuenta se lleva a cabo en dos ciudades: Managua capital y León, del 18 al 23 de mayo.  Consiste en una organización de paneles, conferencias, talleres y mesas redondas. Actividades dirigidas por escritores de distintos países (Alemania, Colombia, Costa Rica, El Salvador, España, Francia, Guatemala, Honduras, Italia, México, Nicaragua, Países Bajos, Panamá y Puerto Rico). Los temas son variados y giran este año en torno a la Libertad de expresión, en homenaje a los atentados de París al diario satírico Charlie Hebdo. Estará dedicado a los 90 años de vida de Ernesto Cardenal, ícono poético de Latinoamérica.

Prácticamente es el segundo evento literario en Nicaragüa de suma importancia, primero surgió el Festival internacional de poesía de Granada, y ahora con Centroamérica cuenta tenemos un segundo. Abarcamos entonces la poesía y también la narrativa. Ambos eventos son iniciativas culturales que han surgido al margen de las políticas del gobierno de turno. Lo que evidencia que la cultura es parte de la dinámica social e integradora por excelencia.

Y aunque no hay presencia institucional nacional ni regional, es coherente con la Política cultural de la integración centroamericana de 2012-2015 (Ver doc aquí), aprobada por la Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado del SICA (16.12.2011). Sirve de ejemplo integrador para las posibles acciones y coordinaciones culturales de las instituciones regionales.

En la introducción del folleto de presentación de Centroamérica cuenta, Sergio Ramírez expone: “¿somos idénticos los centroamericanos? ¿Es la diversidad una forma de identidad? Tendremos identidad mientras la busquemos, mientras nos interroguemos acerca de lo que somos y de nuestro destino latinoamericano, de nuestro destino en la lengua que hablamos…” Su respuesta se complementa con el encuentro entre centroamericanos porque son iniciativas como estas las que necesitamos. Y solo podía venir de adentro, de un centroamericano de origen. Alguien como Don Sergio quien conoce bien nuestra historia política-social regional y que utiliza su reconocimiento internacional para movilizar esfuerzos en un evento que obliga a los centroamericanos a conocernos más e intercambiar alrededor del tema de la narrativa; al mismo tiempo permite a otros escritores e intelectuales extra regionales, profundizar en el conocimiento de nuestra región.

Es toda una proyección de nuestra literatura, invisible por el menosprecio a la cultura, tanto por las políticas mal dirigidas en cada uno de los países del istmo; tanto por las directrices externas que no reconocen la cultura como elemento primordial de integración. Agotan con la insistencia de ver al istmo integrado solo por intereses económicos de empresarios, transnacionales y grandes potencias. Condicionando a partir de ahí,  los intercambios comerciales y de cooperación.

En espera que estas iniciativas culturales se proliferen en otras áreas (floklore, artesanía, gastronomía, etc) para conocernos más y unirnos de una vez. No podemos seguir obviando la cultura, donde se encuentra el futuro de la integración centroamericana.

@Estradangeles

Sobre el tema: Nicaragua reunirá a 70 narradores de 14 países en Centromérica cuenta./ Centroamérica Cuenta en homenaje a “Charlie Hebdo” /Documentos: Centroamerica Cuenta programa oficial-cac2015_baja/Politica-Cultural-de-Integracion-centroamericana-2012.

Ver también:

EN BUSCA DE UNA IDENTIDAD CENTROAMERICANA

POSTALES DEL MUSEO RUBEN DARIO – León, Nicaragüa

Por Mariangeles Estrada

Visité el Museo Ruben Darío, en León, Nicaragüa (08/2013). Se encuentra 3 cuadras al oeste del parque central, sobre la Calle Real en una casa colonial esquinera.

Ahí vivió Rubén durante sus primeros 14 años de vida. Consta de 4 salas suficientemente espaciosa para mantener una relativa frescura dado el calor abrazador. En el jardín interno de la casa, hay limonarias, palmeras y coludos. Se nota el verdor y el cuido. Y a pesar del fuerte resplandor del sol, las palomas se reposan seguido y revolotean súbitamente. 

No había tarifa determinada – me dijó la señora de la administración – la entrada es un aporte voluntario. Nuevamente me agradó escuchar ese tono respetuoso y afable de l@s leoneses. Era prohibido tomar fotos, lo que me dio mucho pesar porque tenía en mente hacer un bonito álbum digital. Me propusieron las postales que a continuación expongo, copia cabal de las salas de exposición.

El museo tiene sus añitos, fue inaugurado el 8 de febrero de 1964, por el Presidente de la República el Doctor René Schick Gutiérrez, con la asistencia del Ministro de Educación, el Consejo Directivo, por miembros de los poderes del Estado de Nicaragua, autoridades departamentales.

ruben1

Sala de tertulias.

ruben2

Cama en que pasó su agonía Rubén Darío.

Sala de tertulias del coronel Falix Ramires y doña Bernarda.

Ventana en la que permaneció encadenado el poeta Alfonzo Cortés cuando habitó la casa y padeció de esquizofrenia. Se observan los barrotes de hierro que torció.

Ver también:

Puestos diplomáticos de Rubén Darío

Museo y archivo Rubén Darío. Página en facebook.

Museo y archivo Rubén Darío. Portal oficial.

FESTIVAL DE POESIA – Granada 2012

Ligia Rivas Miranda - Festival de Poesía, Granada 2012

 

El pasado jueves 16 de febrero participé en el Festival de Poesía de Granada 2012, en la modalidad micrófono abierto – poesía popular nicaraguense.

Mi prima Ligia Rivas Miranda se encargo de elegir tres poesías de un poemario que hice en junio 2011. Luego ella me  inscribió y recitó las tres poesías. Aquí les comparto dos de ellas.

Ambientadas con archivo audio. Guitarra: Luis Manuel Guadamuz/ Canta: Luna (se carga en 10 segundos, esperar.)

 

  Rostro

 Se me cae el rostro por el suelo,

se arrastra como ciega serpiente.

Se me cae el rostro de angustia.

Se me cae de impotencia, sin ego cierto

Perfil existencial invisible

itinerario degenerado, perdido.

 

Se arrastra mi rostro reptil,

por el suelo embaldosado de tormentosos recuerdos.

 

 

Viaje

 Lenta y tímidamente empaco todas y cada una de las palabras que te refieren.

Sublimes, perfectas. Las doblo en el equipaje para iniciar mi viaje silencioso.

Aquel que me invisibiliza de tu vida.

Aquel que mina poco a poco mi energía.

Viajo con la palabra indispensable del saludo y del breve comentario.

Desciendo en la parada de mis compromisos y paseo por un jardín florido de confusiones.

 

UNA TARDE

 

Solo regálame una tarde, con una taza de café.

Regálame dos o tres horas de tu agradable compañía.

Un momento de intimidad pública en una cafetería.

 

Que estemos solos los dos para digerir sin reparos,

tu rostro ausente desde hace tantos años.

Recordar el timbre de tu risa, memorizar cada gesto, cada mueca.

 

Regálame una tarde morena, con calor, con canela.

Con espuma blanca en mi taza capuccino, con espuma blanca también en tu cerveza.

 

Sonreír con algún chistes, con algún comentario.

Que la luz de la tarde apague tu rostro,

eclipsándote gradualmente con los ruidos de la ciudad.

 

GUITARRA – Poesía 3

Sigue leyendo “GUITARRA – Poesía 3”

A N T E O J O S – Poesía 2

 

 

 

 

 

Tengo ganas de quitarte los anteojos y desnudar tus ojos.

Acariciar tus cejas con las yemas de mis dedos.

Juguetear con cada una de tus pestañas

y leer a través de tu mirada

los mensajes secretos de tu alma.

Solamente quiero despeinar ese mechón de canas,

que te cae equilibrado por la frente.

Apretar fuerte toda tu espalda

y escuchar tu respiración sosegada.

Percibir pulsaciones de tu corazón, tierno y sereno.

No veas nada, sentí todo.

Limpia los lentes, turbio pasado solitario.

Fuertes emociones nuevas, aclaran la visión del mañana.

Déjame ponerte de nuevo las gafas

con la fuerza amorosa de mis venas.

 

A C E P T E M O S – Poesía 1

 

Quiero hacerte falta.

Dejarte un enorme vacío afectivo donde

no tengas más remedio que aceptar tus sentimientos por mí.

Sin definirlos pero reconociendo que viven.

 

Admitir tus diversas reacciones ante mí.

A veces loco de cólera, a veces completamente enternecido.

A veces con ganas de amarme, a veces con ganas de hablarme.

Sin rechazar nada pero asintiendo que todas existen.

 

Quiero que al final del día reconozcas,

que tengo un espacio en tu vida y que solo yo puedo llenarlo:

con mi sonrisa, con mis palabras, con mis cantos y con mi gritos.

Sin mostrarte conforme pero reaccionando sin mayores objeciones.

 

Quiero que finalmente ambos aceptemos que

estamos hechos el uno para el otro,

a pesar de diferencias evidentes,

a pesar de ínfimas afinidades.