El Español: Lengua de encuentros.

Por Mariangeles Estrada

Estuve leyendo el discurso “Lengua de encuentros” (2004)* del escritor mexicano Carlos Fuentes. Al leer el título me pregunté: ¿Quiénes se encuentran? ¿Se estará refiriendo a Españoles e indígenas? Dudé por lo difícil que fue la hispanización, entender el castellano y multiples lenguas nativas a la vez no fue tarea fácil en la historia. Sin embargo, el autor iba más lejos, al considerar el español como un fenómeno multicultural y multiracial.

A partir de ahí discertó alrededor de dos razonamientos, el primero: “El español dejó de ser lengua del imperio”. Desde el momento en que hubo mezcla de sangre con la indígena y luego negra, entramos a un lado del atlántico donde el castellano tiene la inflexión peruana, mexicana, guatemalteca, etc; y pasa a formar parte de la identidad de nuestros pueblos con nuestras propias entonaciones y dialéctos. Se enriquece el español con el encuentro del mundo europeo y américano. Citó los ejemplos: los poemas de la monja mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, y la prosa del cronista peruano Garcilaso de la Vega en los siglos XVI y XVII.

Un segundo planteamiento es: “El español es una lengua de encuentros”. Fuentes considera al castellano la lengua franca de la indianidad americana. Efectivamente, mencionó el ejemplo de un nahualt de Yacatan que se comunica con un guaraní de Paraguay en castellano, incluso para sus justas reinvindicaciones de tradición oral. Nos encontramos comunicándonos en castellano.

Ambos razonamientos me parecieron interesantes. El imperio español se instaló del s. XVI al s. XIX, y durante todo ese tiempo se hispanizó el continente. Nos educamos y nos relacionamos hablando español con europa y todos los continentes.

Y aunque ya no es una lengua esclusiva del imperio, es la lengua de las élites políticas y económicas de los países latinoamericanos. Preservamos la actitud colonial de marginalizar las lenguas autóctonas sin reconocimiento académico, mucho menos oficial. Se salen del lote dos países: Paraguay que tiene además del español como lengua oficial, el guaraní (Cn 1992). Y Bolivia que se lleva las palmas con el español, y más 32 lenguas indígenas (Cn 2009). El resto de países latinoaméricanos tienen el español como lengua aficial.

En el caso de Nicaragua, crecimos sin que ninguna lengua indígena goce de estatus especial. Ni en la educación secundaria, ni en la educación universitaria. Mucho menos como curso de lengua por afición. Eh! Vamos al curso de miskito el sábado por la mañana. Son lenguas minoritarias a nivel nacional, habladas únicamente dentro de una comunidad determinada. Lo vemos como un lenguaje desconocido, extraño, lejano. En el peor de los casos, cuando la ignorancia desborda los límites culturales, vemos a las comunidades indígenas como que pertenecen a otro tiempo, o los vemos como retrazados, inadaptados. Muchos creen – según C Fuentes – que por “iletrados son ignorantes y que por pobres no tienen cultura.” Grantizar la preservación de las culturas y lenguas, religiones y costumbres de las comunidades indígenas sigue siendo un bonito texto en la Constiotución Política (art. 180, Cap II. Cn.) falta poner en práctica cada precepto.

Hace falta crear un proyecto de educación nacional que comprenda aspectos culturales de las comunidades indígenas, no solamente lenguísticos. Educar a las nuevas generaciones, desde que están en el colegio, a conocer esa forma de vivir diferente, la filosodía milenaria que poseen todavía vigente en su cotidianidad y en expresiones poética, musicales, gastronómicas, etc. Darle un estatus académico es un buen comienzo para conocer nuestra multiculturalidad como nación.

Fuentes termina su discurso diciendo que el español no es la lengua del imperio, sino una lengua de encuentros, a lo que estoy totalmente de acuerdo. Menciona encuentros literarios como la lengua que liga a Lorca y Neruda, a Galdos y Gallegos… a Juan Goytisolo y Juan Rulfo. Afirma que es la voz castellana que liga a un nahualt, aymara, guaraní, mapuche. El español es la lengua de co-relación, de comunicación y de reconocimiento. “El castellano es la lengua franca de la indicanidad americana”.

Actualmente más de 572 millones de personas hablan español en el mundo, de los que 477 son hablantes nativos, cinco millones más que hace un año. A mediados de este siglo, los hispanohablantes serán 754 millones. (Instituto Cervantes (2016).

espanol

Enlaces: * III Congreso Internacional de la Lengua. 17/11/2004. Ritmos. Espagnol Terminal. pag 140 // Idiomas oficiales en cada uno de los paises latinoamericanos// Lenguas indigenas de América  // Instituto Cervantes.  // ¿Cuántas lenguas se hablan en España?  //  Idiomas de España. Wikipedia. // Cuántos idiomas locales, incluidos dialectos se hablan en España?

 

Ver también:

Los de entonces ya no somos los mismos.

 

 

 

 

 

Chico Largo y Charco Verde / Literatura Infantil nicaragüense. Alberto Sánchez Argüello.

charco

Por Mariangeles Estrada.

Quiero recomendarles el libro Chico Largo y Charco Verde. Una novela infantil-juvenil del escritor nicaragüense Alberto Sánchez Argüello. Acaba de ser impresa a finales de 2017 por Editorial Santillana.

Consta de diez capítulos y cada uno trae una historia que puede leerse de forma autónoma, aunque forma parte de un todo conjunto. Las ilustraciones en blanco y negro fueron realizadas por Stefano Di Cristofaro, e intentan representar los personajes y mensajes de la historia.

La historia nos presenta un ambiente familiar que transmite valores de solidaridad, complicidad y servicio. Miguel es el personaje principal que avanza, – de niño a adolescente – en distintas aventuras para rescatar el alma de su padre. La relación de complicidad con su abuela afirma lo indispensable del vínculo abuelos-nietos, para muchos denegado. Juntos afectivamente marchitan, la timidez y el miedo que Miguel tiene para afrontar nuevas experiencias.

Ambientada la narración a principios del siglo XX, geográficamente la Laguna de Charco Verde existe hoy al sur de la isla de Ometepe, Rivas, Nicaragua. Y efectivamente, como la describe el autor, la exuberancia del lugar conserva su encanto. La luz solar majestuosa refleja el verdor del agua poblada de algas y árboles que se reflejan perfectos en el espejo acuático. Todo ese encanto de paisaje es un atractivo turístico indiscutible de la zona. Incluso en distintos momentos (1854, 1942, años 80’s, 1999.) los lugareños han querido despertar esta leyenda que data de hace 150 años. 

Encontramos una disociación con los esquemas tradicionales de personajes y animales importados de las cultura anglosajonas o nórticas. Representados casi siempre por sirenas, brujas con sombrero putiagudos, ogros. Aquí el autor nos habla de la Cegua, el Cadejo, La Carreta Nagua y Chico Largo como representantes de las fuerzas del mal.

Chico Largo y Charco Verde es un libro con una finalidad pedagógica. Se puede leer a los niños explicándole cada párrafo que haga referencia a términos mitológico nicaraguenses – que muchas veces ni los adultos conocemos -. Pero también es un aporte a los jóvenes, que descubren con la lectura parte de nuestras leyendas apoyándose de un glosario terminológico al final del libro. Todo esto facilita el disfrute del contenido y la comprensión del mensaje de la obra.

charco 1
Dedicatoria del autor. Gracias Alberto.

Personalmente esta narración la leí en su versión digital en 2012. Soy de las primeras lectoras de esta obra que ahora culmina en una hermosa versión papel cinco años después. Desde ese tiempo me encantó la trama e hice un post en Blog de Angeles.(Ver aquí pulsar).

No puede faltar en su biblioteca este libro. Un aporte a nuestra cultura y una mirada fresca de nuestros mitos y leyendas.

Feliz Día del Libro

Datos biográficos del autor: Alberto Sánchez Argüello, escritor nicaragüense de cuentos y miroficciones  (Ver aquí pulsar: bio, premios literarios, libros, ilustraciones.)

Blogs del autor:  Microliteratura Nicaraguense / Alberto Sánchez Arguello. ILUSTRACIONES. / El Santuario de las ideas.

Otros libros del mismo autor:

La casa del agua. 2003

De Antifábulas y ficciones. 2012. Parafernalia Ediciones Digitales.

Micromundos. 2012. Parafernalia Ediciones Digitales.

Chico largo y charco verde. 2012. Parafernalia Ediciones Digitales.

Panópticos. Grabados de Carlos Barberena. 2012. Parafernalia Ediciones Digitales.

Sueños del Rey Rojo, I Vol. Con pinturas del pintor francés Jean Marc Calvet. 2012. Parafernalia Ediciones Digitales.

Sueños del Rey Rojo, II Vol.. Con pinturas del pintor francés Jean Marc Calvet. 2012. Parafernalia Ediciones Digitales.

Mi amigo el dragón. Ed. Libros para niños. 2014.Los monstruos bajo la cama. 2015. Ediciones Parafernalia Ediciones Digitales

Los García. 2015. Ediciones Parafernalia Ediciones Digitales.

 

Ver también:

Huracán de premios litararios 2017 para Nicaragua.

 

 

 

 

Mi intacto acento nica

Banderitas

Por Mariangeles Estrada

Siempre que hablo con mis amistades nicas, uno en California y otra amiga en España, me dicen que tengo intacto el acento nica. Pero… ¿quién me habla aquí español con acento nica? Nadie. Si todos me hablan francés, hasta mi hija. Y bueno… es lógico que mi amigo en California se ha visto influenciado por el acento mexicano de la zona; y mi amiga en España esta más españolizada que nunca después de vivir tantos años en la península ibérica. Lo que veo normal.

El acento es una melodía que suena, suena y suena todo el santo día y es imposible de quitar. Es como no poder sintonizar otra emisora en la radio o no poder cambiar de canal televisivo. Se añade el hecho de tener que decir palabras del lugar porque si no nadie te entiende. De tanto sustituir palabra por palabra, aún contra mi voluntad, termino arrastrada por la corriente cultural del habla del lugar.

Recuerdo que cuando estuve en Costa Rica, escuchando ticadas todo el santo día, durante 2 años, se me pegaron montones de palabras y se me balanciaba el acento cuando hablaba por teléfono con mi familia, incluso cuando llegaba a Managua. Ni cuenta me daba de eso, pero se me metió fuerte el acento. Mi mamá y mi hermano me lo hacían notar y yo me negaba al instante y estaba convencida que no tenía el acento tico. Pero lo tenía e incluso ahora que reviso mi repertorio tengo palabras ticas que adopte definitivamente porque me parecieron graciosas y oportunas. Sentí que me iban. Tenía una amiga tica que de tanto hablar conmigo se le pegaron mis dejes nica y yo ya estaba cantando como ella, todo sin proponérnoslo.

Aunque aquí en Francia tengo una amiga mexicana y otra venezolana con quienes platico de vez en cuando. Tampoco estoy tan pegada a ellas para adoptar sus acentos. Hablo español con mi acento nica a fondo, no hay otra música que altere el ritmo de mi nicanorada, así de sencillo. Las expresiones quedan intactas: idiay, no es jugando, ta salvaje, dale pues.

A mi hija le hablé español desde que nació. Ella habló solo español hasta sus 3 1/2 años, luego se escolarizó y la lengua dominante, de su papa y del colegio, ha hecho que solo me hablé en francés. Excepto cuando me quiere sacar un “sí”, me empieza hablar en español la bandidita, y sí, me enternezco y me dejo enrollar, con mucho gusto, ante: mi mamita linda o te quiero con todo mi corazón, etc.

Ser bilingüe a mi hija le ha permitido comunicarse siempre con mi familia y las veces que ha viajado a Nicaragua ni se acuerda que habla francés. Lo último fue que este año en su secundaria le pidieron escoger una segunda lengua además del inglés, y ella tomó el español. La primera vez que habló en clases de español oral, la profesora le dijo: Marie hablas con un acento. A lo contesto: Hablo español de Nicaragua. Mi vocabulario y me acento es de Nicaragua.

No sé si será la única francesa que habla español de Nicaragua pero es así. Actualmente le causa mucha risa los otros acentos latinos, le parecen chistoso. Y lo importante es que lo asimila con tolerancia y trata a cualquier costo de entenderlos.

Estoy en Francia, sí. Pero con acento nica, bien nica, desde siempre y parece ser que hasta siempre.

A continuación archivo audio de la lectura de la presente entrada:

¿QUIENES SON LOS MEJORES ALUMNOS EN FRANCIA?

Por Mariangeles Estrada

A mi hija le faltan tres años para bachillerarse, y desde que se escolarizó no han existido reconocimientos académicos para alumnos destacados; pero esta costumbre tiene años en Francia. A mediados de los años sesenta se soltaron las formalidades y las solemnidades en la educación. No hay uniformes, ni promociones, ni actos solemnes de reconocimientos, ni distintivos que definen los mejores alumnos o alumnas.

Primeramente, no se sacan promedios con el objetivo de comparar entre alumnos, es solo como un dato estadístico. Entonces aunque se sabe quiénes son los alumnos que se interesan más que otros a los contenidos, no se podrá hacer una diferencia clara de la posición que ocupa cada uno. En todo caso, los profesores guías son los que conocen quiénes tienen las mejores notas de la clase; pero nunca se pondrán de acuerdo para sacar promedios finales y señalar al mejor alumno del grado, la mejor alumna del colegio, los tres primeros lugares, el cuadro de honor, los destacados, los excelencia, nada de eso. Tampoco existe el formal reconocimiento con aplauso, diploma, regalo, banda, cinta, medalla.

En Nicaragua, al contrario los promedios son valorados y calculados con el punto más o el 0.5 menos, y se elige el mejor o la mejor alumna. Depués se le reconoce delante todo el colegio por su posición del mejor con aplausos y un distintivo que lo exhibe ante sus compañeros, el cuerpo decente, la familia y la sociedad. Se aprovecha el desfile de las fiestas patrias para elogiar la dedicación al estudio llevando la bandera o alguna banda, broche o cinta, o desfilalando en el grupo de alumnos destacados por excelencia. Aunque no solo las fiestas patrias se prestan para lucir la excelencia, también se da el reconocimiento en algún acto cultural o actos solemnes de fin de año. Un padre de familia puede decir: mi hija es la mejor; pero en Francia solo podrá señalar: mi hijo es buen alumno.

Las notas en Francia van del 0 al 20. El boletín trimestral de notas durante los años de colegio lleva dos consideraciones del Consejo de clase∗. Ya sea la “motivación del Consejo” que oscila entre 12 y 14; y las “Felicitaciones del Consejo” que va de 14 o más. Tomando en cuenta que es una decisión que valora mucho la disciplina y si el alumno tiene 16  y es indisciplinado pues no tendrá la felicitaciones del Consejo. Y no se puede comparar el boletin entre compañeros si lo envian a nombre de los padres por correo a cada domicilio.

Aquí lo que existe son las menciones al entregar los diplomas de conclusión de estudio (bachilerato o universidad). Existen tres menciones:  assez bien, bien et très bien. Entonces la mención assez bien es para un promedio entre 12 y 14. La mencion bien es para 14 y 15, y la trés bien es de 15 para arriba. Pero esto es aproximado, no tenemos exactitud de quién tiene 14,5 y 14,9. Ni los sabremos nunca, es así.

¿Cuál será el mejor sistema? Premiar a los buenos alumnos o pasar el año sin mayores reconocimiento ni solemnidades. Ni sé. Alegan que cuando se premia a los mejores se estimula el deseo de sobresalir y esforzarse por el reconocimiento; otros alegan que eso no ayuda. En mi caso, el sistema francés me hubiese convenido. Me hubiese capeado de algunos reproches y tratadas cuando llevaba mis notas a la casa. Nunca me remangaron pero para lo que faltó en ciertos casos, ni les cuento. Y cada país tiene su manera y si la siguen aplicando y es parte del sistema educativo es porque lo consideran más conveniente para su sociedad.

 ∗Consejo de clase: compuesto por todos los profesores y los representantes de cada clase.
– En la escuela primaria no hay notas. Existe todo un sistema de competencias adquiridas. Ver: Le socle commun de connaissances et de compétences

LITERATURA JUVENIL NICARAGUENSE – CHICO LARGO Y CHARCO VERDE – Alberto Sánchez Argüello

Por Mariangeles Estrada

Aquí les presento la novela “Chico Largo y charco verde”. Me pareció muy interesante porque nos permite navegar, con nuestr@s hij@s, en la mitología nicaragüense a través de personajes como el cadejo, la cegua, la carreta nagua etc. Todos ellos parte del elenco, caracterizados con la  magia y el misterio conocido por nuestros ancestros.

El libro tiene un indice de nueve capítulos. Todos ilustrados con dibujos a mano alzada con marcadores negros gruesos, sin boceto previo, hechos por el mismo autor  Los capítulos sucesivos pueden igualmente ser leídos de forma independiente porque forman una unidad afinada de un todo indiviso. Un  útil glosario al final aclara a los jóvenes lectores, principalmente si son hij@s de nicaragüenses en el extranjero, palabras y expresiones locales.

Su autor es Alberto Sánchez Argüello, nicaraguense, sicólogo, escritor, dibujante e ilustrador. Ha incursionado el género cuento y el microrrelato. En la Fundación Libros para niños fue ganador del 1er concurso de cuento juvenil (2003); también obtuvo mención especial en el concurso ilustración para niños (2011); y fue parte del equipo ilustrador de “Canciones cuentos y colores de Mario Montenegro”. La obra “Chico Largo y charco verde” fue seleccionada para publicación en el cuarto concurso nacional de literatura infantil (2008).

Dentro del campo de la ilustración fue colaborador del suplemento La Prensa “El Azote” con “El Apolítico” (2001-2003). Ilustró para la Fundación Luciérnaga “El Turismo y sus mitos” así como también “Crisis alimentaria”. Dentro de su autoría se encuentra el 1er lugar del VII concurso nacional “Otra relación de género es posible” categoría cuento de CANTERA, Nicaragua.

“Chico Largo y charco verde” es una historia que se desarrolla a principios del siglo veinte, época del general Zelaya.  Entramos en la Nicaragua rural de fincas, potreros y estanques. Paseamos por la geografía  de occidente hasta la isla de Ometepe, denominada la ‘isla de los dos volcanes’. Describe la naturaleza exubérante del trópico y la fauna de aves y mamíferos, involucrados espléndidamente en la trama.

La novela nos presenta un ambiente familiar que transmite valores de servicio, ayuda y cariño.  El personaje principal es un niño llamado Miguel. Inicialmente de cinco años, luego todo un puber que inicia aventuras misteriosas al pretender rescatar el alma de su padre del embrujo de Chico Largo.

Es interesante la relación de complicidad y cálido afecto que mantiene con el fantasma de su abuela paterna, la abuelita Castellón, desaparecida a su nacimiento. A través de pequeñas confidencias, Miguel solidifica su lado emocional y su proyección personal. Observamos entonces como Miguel a pesar de vivir experiencias desconocidas, logra vencer temores y salir airoso por encima de múltiples dificultades. Con el capítulo “La red de la vida” la historia finaliza, devolviéndoles a nuestr@s jóvenes, la sensibilidad de percibir hechos y realidades del pasado para interpretar el presente.

Alberto Sanchez ha nutrido la historia de “Chico largo y Charo verde” con  reseñas nahualt y personajes de la mitología nicaragüense. Otorgándoles un rol – siempre dentro del universo fantástico de la viejas leyendas – con una dinámica novedosa, mostrando que están vivos y podrán ser, hoy y siempre, materia prima fecunda de la literatura nicaragüense.

¿Dónde podemos adquirirlo?

Se puede descargar gratuitamente en el enlace siguiente:

VERSION ILUSTRADA DE CHICO LARGO Y CHARCO VERDE

Blogs de Alberto Sánchez Argüello:

El Santuario de las Ideas

Alberto Sánchez Argüello ILUSTRACIONES

 Microliteratura nicaraguense