¿Por qué me simpatizó el Premio Nobel de la Paz 2014?

Por Mariangeles Estrada

Casi siempre que otorgan el premio nobel de la paz se arma tremenda polémica. Unos a favor, otros en contra. Sucede que donde hay premios, competencias y trofeos siempre hay discusión. Se habla incluso de chanchullo y se califican de inmerecidos e insultantes.

Pero este Premio Nobel 2014 me ha simpatizado porque está relacionado con los Derecho de la Niñez del mundo.

Fue atribuido a dos personas. A Malala Yousafzaï la niña actualmente de 17 años que se dio a conocer primeramente en la web a través de su blog, en el cual, denunciaba la prohibición de estudiar a las niñas en su Pakistán natal. Fue víctima de una bala en la cabeza cuando estaba en el bus para ir a la escuela. Una vez recuperada ha creado una fundación y sostiene las campañas en favor de la educación de los niños y niñas en Pakistán, Nigeria, Jordania, Siria y Kenia.

El indu de 60 ans, Kailash Satyarthi, fue el otro galardonado. Aliniado en la tradición de Gandhi, a dirigido durante 30 años diversas formas de protestas y manifestaciones, todas pacíficas, contra la grave explotación de la niñez con fines financieros. Dirige una ONG que ha salvado 65,000 niños de la trata. La ONG tiene tres centros de rehabilitación para niños rescatados de la explotación. Ahí imparten educación básica y realizan actividades de esparcimiento.

En ambos casos el derecho a la educación está presente. Consagrado en el artículo 28 de la Convención de los Derechos del Niño y la Niña de 1989. Dicho tratado es uno de los más ratificados en el mundo; sin embargo, de muy difícil aplicación para el ejercicio y garantía de los derechos.

El derecho a la educación resulta espinoso de poner en práctica en los países donde la niñez vive en circunstancias especialmente difícil, y que en la mayoría de los casos ejercen un trabajo remunerado para sustentar las necesidades de extrema pobreza que viven sus familias. Estudiar y trabajar resulta incompatible debido a la evidente fatiga física y mental que afecta el proceso de su desarrollo integral.

La Erradicación del trabajo infantil es todo un programa mundial establecido por la OIT. Ejecutan proyectos que coadyuvan con los Estados para la atenuación y la erradicación del trabajo de los niñxs. Pero este problema tiene tal amplitud que la intervención de ONG como la de Kailash Satyarthi en la India es bienvenida. Los efectos negativos del trabajo son desconocidos para la sociedad y hacen falta campañas de conscientización para sensibilizarse con el problema.

Con este Premio Nobel, conocemos más sobre la situación que vive la niñez Pakistaní e Indu. Pero es también la oportunidad de no olvidar la niñez del mundo y especialmente a esos niños y niñas de nuestros países que no pueden ni jugar ni estudiar.

Me sensibiliza la niñez porque en sus manos está el futuro de un país. Merece las condiciones necesarias para construir un mundo mejor.

Sobre el tema: Convención de los Derechos del niño y la niña, 1989. / Los inmerecidos e insultantes premios nobel / Erradicar el trabajo infantil en el trabajo doméstico y proteger los jóvenes trabajadores contra las condiciones de trabajo abusivas / Países ratificantes de la Convención sobre los Derechos del Niño, ¿por qué Estados Unidos no está en la lista? /Le prix Nobel de la paix à Malala Yousafzaï et Kailash Satyarthi / Kailash Satyarthi – Colaboración con la OIT para hacer frente al trabajo infantil

Ver también:

Mis libros de Patrick Modiano – Premio Nobel de Literatura 2014

Tu voto:

Acerca de Mariangeles Estrada

Bloguera
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Por qué me simpatizó el Premio Nobel de la Paz 2014?

  1. Lo que hace màs interesante al asunto es la edad de Malala Yousafzaï., refiriendo un modelo mundial para la defensa de los Derechos Humanos en el mundo. Y vienen las preguntas ¿Cuántos cambios o propuestas estamos dando los jóvenes en Nicaragua? ¿Qué propongo YO Mario Misael Centeno? ¿qué debo hacer? Temo de mi retórica y es lo interesante que me ha hecho pensar tu post, que no estoy haciendo nada, pero que puedo hacer algo. Estaré pensando.

    Saludos Mariángeles,
    se me hace gustoso leerte.

    • Hola Mario. En realidad es un tema de reflexión muy importante. En nuestras sociedades nos hemos acostumbrado a los niños que trabajan o mendingan. Es increible que a estas alturas tengamos que sensibilizarnos por algo tan atroz considerado normal. Es duro. Pero tus interrogantes son pertinentes no solo para los jóvenes sino también para los adultos. / Gracias por tu aporte. Un abrazo, me alegra que pasaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s