LAS BUENAS Y LAS MALAS MUJERES

Por Mariangeles Estrada

No sé ustedes pero yo crecí en un ambiente donde habían buenas mujeres y malas mujeres. Las buenas éramos las mujeres de mi familia, por supuesto; y las malas eran las que se descarrilaban. Se salían de la norma casi genética de la feminidad familiar. ¿Cuáles eran los parámetros para juzgar si nos configurabamos como la perfecta oveja negra? Bueno…las malas eran las que no sabían cocinar, las que no les gustaba estudiar, las que solo se vivían pintando las uñas, las que se reían de todo, solo andaban fritanguiando y no sabían hacer ni un arroz, los hijos andaban hechos un relajo, tenían montones de queridos, decían malas palabras, no tenían temas de conversación, etcétera.

P1050478

Las malas

Las buenas eran todo lo contrario: amaban la familia, los hijos, el trabajo, la cocina, la maternidad era el fin de su vida. Tenían religión. Si son católicas, apostólicas y romanas pues mejor. Nunca se hablaba de sexo. El placer sexual era inexistente. Y si se hablaba era para meterte en miedo: cuidadito salís panzona. Tenían que hablar un idioma, sacar un diploma para algo te puede servir, tocar un instrumento musical, tener hábito de lectura, manejar bien el carro, conocer a la perfección el teclado mecanográfico y saber bailar, ahí si me jodieron más.

En fin… las buenas debíamos saber de todo. Crecí con la consigna: Una mujer completa debe saber hacer de todo. De repente en la medida que nos vamos desarrollando nos familiarizamos con los terminos: mujer pencona, mujer tarzana o mujer supermana, mujer padre-madre y expresiones semejantes. Te condicionan, consciente o inconscientemente, a que sustituyas la inutilidad masculina; porque el modelo masculino es un artefacto casi genéticamente descompuesto que no tiene remedio.

Decimos que somos mujeres completas y nos jactamos de todo poder hacer. Somos cocineras, ingenieras, madres, costureras, jardineras y no sé que más. Como si realizar todas esas actividades contribuyen a la equidad de roles entre los hombres y las mujeres. ¡Para nada!

Lo peor es que ésta clasificación de buenas y malas, somos las mismas mujeres las que la fomentamos. Y nos ubicamos inmediatamente del lado de las buenas de la película, echándonos flores: Somos lo máximo. Ingenuamente caemos sonrientes en ese chorro de alagos y homenajes de que todas somos bellas, extraordinarias, capaces y seguras. Basta de tragarnos ese cuento.

P1050475

Las buenas

Relajémonos y aceptemos que no podemos hacerlo todo. Que tenemos que relegar. Y sobretodo que tenemos la capacidad de crear lazos de cooperación familiar donde todos se ayuden y colaboren. De qué sirve ser mujeres buenas, todo terreno, si vamos a contribuir a que los estereotipos se profundicen. Las mujeres hacen de todo y los hombres no hacen nada. Bueno excepto su papel de proveedor económico, si acaso.

Encasilladas en multiples roles, nos asfixiamos en el espacio familiar y no podemos reproducir valores de equidad. Liberémonos relegando. Liberémonos generando valores de amoroso servicio dentro de nuestra propia familia. ¡Eh! No hagamos tanto. Forjemos redes de asistencia y ayuda entre los miembros del núcleo.

La reivindicación de los derechos de la mujer no se encuentra solamente en la reformulación de políticas pública, en la adopción de instrumentos jurídicos específicos, o en las manifestaciones de los movimientos feministas. Sí. Todo eso cuenta e influye; pero no nos olvidemos que el universo familiar es el origen de los valores de la sociedad

Feliz Día Internacional de los Derechos de la Mujer

Derechos de autora @Estradangeles

Ver también:

ME CAE MAS O MENOS EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Tu voto:

Acerca de Mariangeles Estrada

Bloguera
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s