TODOS SOMOS JINCHOS

Dibujo hecho por Marie Matagne

Dibujo hecho por Marie Matagne

Por Mariangeles Estrada

La palabra jincho(a) se utiliza de diferentes maneras. En Colombia es borracho; en España es sucio; en Puerto Rico es pálido y en Nicaragua es ignorante que hace el ridículo.

Sin embargo, aunque la palabra jincho no se use, existen otras expresiones para caracterizarlo, así tenemos: Naco (México), cholo Colombia, Ecuador), hortero o llauro (España), huachafo (Perú), chopo (República Dominicana), polo (Costa Rica), montuno (Hondura).

En Nicaragua, muchas veces se utiliza jincho(a) como sinónimos de indio o campesino. Errada evaluación porque un indio guarda costumbres propias de su identidad autóctona y un campesino es naturalmente ignorante del mundo urbano repleto de esferas distintas de relación. Así que un indio y un campesino nunca podrán ser jinchos; a menos que tengan contacto constante con la ciudad. Jincho es una expresión propiamente urbana.

La expresiones: ¡No seas jincho! o ¡Qué jincha sos!  No las queremos escuchar; porque nos califican de haber adoptado una conducta indeseada a las circunstancias. Somos jinchos porque adoptamos involuntariamente un comportamiento ordinario y común.

Somos jinchos porque no nos distinguimos en lo mínimo. No nos distinguimos porque no sabemos cómo hacerlo diferente. Por motivos culturales o sociales, de educación o protocolo, nos desubicamos y salimos con una jinchada. Nos volvemos ridículos. Calificados a veces hasta como vulgares.

Me sorprendió que la Web está repleta de – jinchometros – más o menos actualizados- donde enumeran listas interminables de jinchadas en cuanto a la decoración, vestimenta, música, diversión, gastronomía, etc. Tenemos que hacer la mea culpa por conductas corrientes, que todo mundo las hace, a veces ni tan jinchas.

Citando algunos ejemplos: en decoración, somos jinchos por amar la flores plástica, forrar el inodoro con piezas de peluche, poner bolitas de naftalina, tapar la licuadora con muñecas de trenza, tener un animalito que mueve la cabeza en el dash del  carro; en vestimenta, usar los boxers como calzoneta, usar el calzoncito rojo para impresionar al novio, usar un reloj marca Citizen, Casio o Seiko, modelo automático de hace 20 años (doble puntaje si lo compró de un vendedor ambulante), cuando le dice Chajiniado a alguien bien vestido, cree que los zapatos de charol están de moda; en diversión, ir al Quetzal o la Rumba, ir más de dos veces al Trapiche; en cultura, creer que “Crimen y castigo” son dos libros distintos, estudiar algo en Escuela para todos; en gastronomía, hace carne molida con vegetales y al otro día -para no botarla- hace enchiladas de tortilla con huevo, come chancho con yuca en caramancheles,se niega que retiren las botellas de cerveza o licor de la mesa del bar para demostrar “todo lo que toma“; en música: su música preferida es la que contienen los CD que promociona La Prensa, tiene algún CD de Paulina Rubio o Paquita la del Barrio (doble puntaje si usted mismo lo compró en el Huembes piratiado), escucha “La Corporación” o la “Nueva Ya”, se refiere a los grupos musicales como “el conjunto”; y en cuanto a las buenas maneras, beber agua en bolsa en el carro, limpiarse los dientes con aspiraciones de lengua y saliva, andar dinero en el buche, mascar chicle todo el tiempo (doble puntaje si hace pelotas en público), beber café en vaso.

Sin embargo, ser jinchos no es una conducta típicamente antijurídica. Ni condenada por la moral religiosa, ni censurada eternamente por los patrones sociales establecidos. Resulta en todo caso, motivo de risas burlescas o correcciones familiares, para enderezar un poco la cuerda de la educación y las buenas maneras.

Somos jinchos ingenuamente, sin reflexionar tanto. Adoptamos una conducta espontanea que denota una cierta liberta de expresarnos, de sentir, de gozar tal cual somos, en ese momento. No deja de tener su encanto proyectarnos genuinos aunque ridículos. Recuperamos una cierta inocencia de infantes y provocamos risas aunque estas ya no sean tan clementes sino jocosas.

Y bueno… debemos aceptar que siempre habrá más de alguna situación engorrosa donde no sabremos cómo actuar, y nos comportaremos como perfectos jinchos. No estamos destruyendo ningún concepto estético, más bien imponemos uno, como parte de la visión del mundo.

Así que… ¡No hay falla! Seamos jinchos e incursionemos las filas de la libertad de ser, sin mayor censura.

Comparte con Derechos de autora

 

Ver también:

Todos somos jinchos” – Diario CONFIDENCIAL – 25/11/2011

Acerca de Mariangeles Estrada

Bloguera
Esta entrada fue publicada en Artículos, Chistes, Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a TODOS SOMOS JINCHOS

  1. ligia rivas miranda dijo:

    jajajaja ta bueno eso : )

  2. csolisp dijo:

    Jejeje, no había tenido tiempo de ver este post y se me ha hecho sencillamente genial. xDD

    • Qué bueno q te gustó. No te imaginas la aceptación que tuvo cuando fue publicado. pero la verdad es que siempre vamos a caer en alguna jinchada sin querer. Por eso no hay que andar dandoselas del importante. En el momento menos pensado nos resbalamos y hacemos el ridiculo, decime?

  3. Anónimo dijo:

    todos en algun momento de nuestras vidas hemos hecho alguna jinchada je je je ´´ VERDAD ´´

  4. Hola Angeles, quizás me recuerdes quizás no de la UCA, estuvimos al mismo tiempo en Derecho y tomábamos algunas clases. Creo que ese tiempo era en el que usabas una boina (hace tanto ya 🙂 ). Me puse a buscar en google qué significa “jincho” y aparece la entrada de tu blog, bien posicionado! qué bien! . Me alegra que lo expliques tan bien, puesto que en Nicaragua al final tiene para algunas personas una connotación negativa, pero como lo explicas vos es realmente genial y es así.
    Ahora la palabra se puso de moda otra vez porque unos muchachos inventaron una marca de ropa y usan esa palabra “jincho o jincha” si la compras y la usas. Hasta hay calcomanías en los carros con esas palabras cuando compraste allí. Sin duda son diseños únicos con frases muy nicas. Me gustaría que vieras la marca y sus diseños y me dijeras si pensás que va acorde con la palabra jincho en su contexto real y tienen una etiqueta #soynicasoyjincho en la que no estoy muy de acuerdo, porque no es cierto.
    Saludos, hoy sólo vi esta entrada. Prometo pasar más seguido. Te felicito que te lean tanto. Yo intento hacer el mío. Te felicito por tu estilo particular de contar.
    Esta es la página de la ropa que te digo, quizás has venido y la conoces ya:
    https://www.facebook.com/JinchoSoy/

    • Hola Roberto cómo vas. Podes creer que no recuerdo eso de la boina, será que me confundis con alguien, jejeje. Gracias por dejarme el enlace de la marca Jincho ya fui a ver, también ya leí cuatro post de tu blog, son bastantes reflexivos, bonito. Con respecto a la palabra haré un post sobre ese tema y hay que definitivamente poner ciertas consideraciones. A lo mejor hago un video, voy a ver. Mira recordame qué clases llevabamos juntos en la UCA. Cuando tenga el post de jincho te lo enviaré, dejame tu dirección electrónica. Un abrazo.

      • Hola! Si seguro me confundo con lo de la boina. Gracias por leer mi blog y que te guste. Llevábamos las básicas Penal, Romano, Constitucional. Creo que después cambiaste de turno o de horarios. Mi dirección es remig99@yahoo.com
        Saludos y espero tu nueva entrada sobre jincho. Hasta pronto y gracias por responder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s